Split 1Salíamos de Venecia, ciudad mágica donde las haya, con vistas impresionantes desde la cubierta de nuestro barco. Visión inolvidable de la Plaza de San Marcos. Dicen que es una de las salidas o entradas de puerto con más impacto de la que puede disfrutar un crucerista ….

Con la imagen de la salida de esta ciudad, todavía en nuestra retina, llegábamos a nuestra segunda escala del crucero, Split.

Split es una pequeña ciudad situada en la costa adriática que compite con Dubrovnik, la perla del Adriático, en cuanto a bellezas monumentales se refiere, si bien en Split podemos encontrar una menor aglomeración de turistas por las calles, lo cual es de agradecer y más en verano…, aunque puede presumir de un clima no demasiado caluroso en época estival de 26º y de inviernos suaves.

Split fue declarada por la Unesco patrimonio de la humanidad en 1979 y desde ella es posible visitar en ferry muchas de las atractivas islas croatas. En nuestro caso y dado que no disponíamos de mucho tiempo en esta escala optamos por realizar la visita de la ciudad a pie.

Me llamó la atención la luminosidad que esta ciudad croata desprendía, acompañada de un paisaje entre lo moderno y lo antiguo. Su paseo marítimo, La Riva, con palmeras al estilo marbellí, sus numerosas terrazas frente al mar y sus callejuelas llenas de monumentos, museos, en definitiva llenas de historia…

Una vez desembarcamos y dado que el puerto de Split no tenía calado para el atraque de nuestro barco, procedimos a realizar el desembarque en los tenders, que nos llevaron hasta el puerto en unos minutos y muy cerca del Palacio de Diocleciano, cuyo interior alberga el casco histórico de la ciudad. Cruzamos la calle que hay frente al puerto y nos dirigimos hacia la puerta principal del palacio para sumirnos en el maravilloso laberinto de calles que esta ciudad posee con diferentes estilos arquitectónicos, tales como gótico, medieval, romano, etc….

 

Split 6Split 5Split 4Split 3

Llegamos a la Plaza de la Catedral, construida por los seguidores de Jesús en el antiguo Panteón del Emperador y así nos fuimos entregando a la ciudad, perdiéndonos por las innumerables callecitas llegando al Mercado Verde. En este pintoresco mercado, puedes encontrar diversos puestos de souvenirs, frutas, pasteles, calzado y otras viandas, la mayoría de ellos instalados dentro de las propias murallas, las cuales nos facilitaban sombra y fresquito, muy de agradecer ya entrada la mañana.

En las afueras del palacio, justo al otro lado de la catedral, pudimos ver un hermoso parque. Allí se hallaba la enorme estatua del obispo Grgur Ninski, (Gregory de Nin). Según cuenta la leyenda debes frotar su dedo gordo del pie izquierdo para atraer la suerte y pedir un deseo, del que están seguros el obispo cumplirá.

Los lugares de más importancia en esta visita son, El Palacio de Diocleciano, sin lugar a dudas el más importante ya que la ciudad se construyó en el siglo IV A.C alrededor de él. Este Palacio nos ofrece restos arqueológicos muy interesantes como la fortaleza y el Templo de Júpiter, reconvertido en la Iglesia de San Juan.

La Catedral de San Domnio, de arquitectura romana, es la catedral actual de Split, En el pasado fue el antiguo Mausoleo Diocleciano. Aquí se combinan los ingredientes del culto pagano y cristiano…

También podemos encontrar edificios religiosos como el Convento de los Franciscanos, con su hermoso claustro gótico y dos importantes museos arqueológicos.

 

Split 2En nuestro recorrido, también pudimos ver una curiosa estatua consistente en un enorme embudo metálico clavado en el suelo, sin entender muy bien su significado nos hicimos la foto de rigor.

Otros lugares de interés son los Sótanos del Palacio, ciudad subterránea escondida bajo las calles de Split, el Peristilo y Vestibulum, estas son las gradas del foro del palacio, que según explican tienen una excepcional acústica y por ello normalmente te encuentras diferentes grupos que cantan en directo para deleite de los turistas…, Veli Varos, es la zona de pescadores más tradicional de la ciudad, el Mercado del Pescado es la puerta del pescado fresco de la ciudad, está ubicado en la zona medieval y la playa de Bacvice, zona de bares y ambiente de Split

El resto del tiempo lo dedicamos a seguir recorriendo las calles y monumentos, observando la bien conseguida armonía entre edificaciones antiguas y modernas.

Después de varias horas disfrutando de Split y agobiados por el calor, ya que era agosto y la suavidad de temperaturas de la que hace gala brilló por su ausencia, volvimos al barco para disfrutar de sus instalaciones y prepararnos para nuestra próxima escala, Corfú.

Fecha de publicación: 28 de septiembre de 2013

9 pensamientos en “Split

  • 9 abril, 2015 a las 8:34
    Enlace permanente

    Yo voy a visitar split en mayo,llegamos en un crucero ,solo disponemos de 4horas y nos gustaría hacerlo caminando

    Responder
  • 13 diciembre, 2015 a las 19:34
    Enlace permanente

    muchisimas gracia. Pasare por Split en un crucero y tu informacion es muy buena.

    Responder
    • 14 diciembre, 2015 a las 15:19
      Enlace permanente

      Hola Teresa,
      Muchas gracias por tus comentarios. Me alegra enormemente que te sea de ayuda, ese es mi deseo.
      Un saludo.

      Responder
  • 27 junio, 2016 a las 19:59
    Enlace permanente

    Hola ,voy en Julio con el Neo Riviera de Costa, y me deseria saber como son los recorridos ,algunos de 24 horas.l, en el barco, mi pregunra : esta bien estbilizado? , se mueve mucho?

    Responder
    • 14 julio, 2016 a las 20:42
      Enlace permanente

      Hola Emilia,
      No he embarcado en el Neo Riviera, pero los estabilizadores lo tienen todos los barcos que se hayan construido a partir del 2000 o lo hayan renovado a partir de esa fecha.
      Un saludo.

      Responder
  • Pingback: Escala de Crucero en Split - Crónicas de una viajera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *