AOTS-IMGP0801Siento decir que en este crucero no tuve una mejor experiencia debido a una serie de despropósitos que se fueron sucediendo.

Como en los cruceros anteriores, hice mi reserva con muchísima ilusión y teniendo en cuenta todo lo aprendido en los tres cruceros anteriores, para que fuera perfecto, ya que celebrábamos nuestras bodas de plata.

Mi principal preocupación cuando ya he escogido un crucero, es la ubicación que voy a tener en el barco, porque ahora, después de mi corta experiencia sé positivamente que tengo que ir centrada para no marearme. El camarote elegido estaba situado en la Royal Promenade, justo en el centro del barco… Estaba encantada con mi reserva, mi nuevo crucero y el fantástico precio que me había salido en una promoción que hacía Logitravel.

Al embarcar nos dimos cuenta de que el camarote asignado no era el que teníamos reservado desde hacía 3 meses y confirmado en la documentación de embarque enviada por la Royal una semana antes, sino “otro” camarote. Descubrimos que nos habían “upgradado” a un camarote con balcón en la zona de proa. Y aunque pueda resultar paradójico fue esto lo que no me permitió disfrutar mucho mas el viaje en crucero, ya que por motivos de salud prefería mi camarote reservado en el centro del barco para evitar al máximo el movimiento. De forma reiterada intenté solucionarlo en recepción y con mi agente de viaje para recuperar el camarote reservado por mi, pero fue imposible, y como era previsible no tuve el crucero que había soñado.

Para terminar os diré que el mar estuvo muy revuelto, que me llevé vomitando la mitad de la travesía, desde el 1er día. Me perdí la noche del capitán y sólo cuando las aguas se calmaron, pude disfrutar algo del resto del crucero. Mi marido desde el balcón pudo ver que la diferencia de oscilación del barco tomando como referencia el centro, era de la altura de un camarote y medio…

Como consejo os diré que si realmente necesitáis y queréis un camarote en concreto lo hagáis saber a vuestra agencia de viajes y que no queréis participar en ningún programa para upgradar vuestra.”

El barco…

A pesar de todas las circunstancias que me habían rodeado para que no fuera un crucero ideal, tengo que ser justa y reconocer que el barco merece la pena y mucho.

Me sorprendió que a pesar de tener 9 o 10 años, estaba muy cuidado y me impresionó el gran tamaño del barco, 137.000 toneladas, buen tamaño…

Empecé mi recorrido en la zona de recepción, allí comenzaba la Royal Promenade, era muy impresionante, parecía que estuvieras en una calle céntrica de cualquier ciudad cosmopolita del mundo, con tiendas de todo tipo, perfumerías, joyerías, tienda de ropa, cafeterías, heladerías, pubs… Con diversos detalles originales como estatuas supermodernas de metal, un coche antiguo, una hamburguesa gigante… Otro detalle que me llamó la atención eran los ascensores panorámicos que te hacían disfrutar de unas maravillosas vistas durante todo el trayecto y podías ver, desde un universo con todos sus planetas hasta extraños adornos centrales que estiraba sus manos como queriendo llegar al cielo. La decoración general del barco me pareció muy alegre y costeada, con mucho cristal, que a mí me encanta. Había muchas escaleras de caracol doradas, que adornan de forma glamurosa los extremos de la Royal Promenade, que te permitían subir de una cubierta a otra.

 

AOTS-IMGP0820En las diferentes zonas de ocio a bordo hubo una que me trasladó a los castillos en que ejercía la magia Harry Potter, con sus gárgolas y arlequines de tamaño natural, el Jester, pero que sin embargo no tenía mucho ambiente a lo largo del crucero.

La ofertas de ocio es como en el resto de los barcos de Royal Caribbean, rocódromo, campo de futbol, spa, casino, teatro, gimnasio, que disponía de su propio jacuzzi, piscina…. y otras que no son tan habituales como minigolf, pista de patinaje, donde hacen espectáculos fantásticos. Tienes que estar pendiente de coger los tickets el 2º día del crucero junto a la entrada del Studio B, que es donde está esta pista.

El teatro como el resto del barco era inmenso y cuidado, pero a mi particularmente no me gustaron demasiado los espectáculos. Sin embargo los de la pista de patinaje los recomiendo, sin duda.

 

AOTS-IMGP0808AOTS-IMGP1136AOTS-IMGP1380AOTS-IMGP0909

Referente a la comida en el buffet, el Windjammer Cafe, que por cierto es inmenso, la calidad era muy “estandar”, no hubo mucha variedad y repetían lo mismo en los distintos puntos de este. Eso sí unas vistas espectaculares al mar… y en el comedor principal, yo estuve en el Vivaldi, creo que podían mejorar la comida, pero la decoración es majestuosa, con columnas doradas y adornos escogidos con muy buen gusto. Estaba el salón principal Vivaldi en la cubierta 3 y los otros dos salones, cubierta 4 y 5, daban a éste con barandillas a modo de balcones o miradores, todo muy bien adornado y con los detalles muy cuidados, a mí me recordaba a los preciosos salones que usaba la realeza en la época de Luis XV. De hecho tienen trajes de la época colocados en vitrinas en la entrada. Los servicios de comida que te ofrece el barco además del comedor principal y el buffet son el Café Promenade, que es para un refrigero, Johnny Rokets, donde comes hamburguesas y Portofino, comida italiana. En estos dos últimos lo que consumas debes pagarlo a parte.

En cuanto a los turnos de la cena, tiene sus pros y sus contras con respectos a NCL, que ofrece el freestyle. Realmente el pro, es que tienes la oportunidad de intimar con otros pasajeros y esto es menos probable con el sistema freestyle, pero por lo demás yo prefiero este último sin lugar a dudas…

 

AOTS-IMGP0886En el Adventure of the Seas, como la mayoria de las navieras tiene noches formales, una de ellas es la cena del capitán, que es el 1er día de navegación y la 1ª noche formal, es un dato que os doy pero del que no puedo opinar, porque no pude asistir debido a que me llevé todo el día y parte de la noche vomitando. Sin comentarios también…

Al tener la salida desde Málaga había muchos pasajeros españoles. Creo que esto fue lo que hizo que las actividades y la animación de a bordo las hicieran tan divertidas y marchosas, porque iban dirigidas a un público latino, haciendo noches blancas con bailes de salsa, que me encanta!!!!, que se hacían en la cubierta del barco y a la vez que disfrutabas con el baile, veías la costa de nuestro país iluminada de fondo, precioso!!!! Fue la mejor noche.

Otro pub que visitaba por las noches, fue el Blue Moon, que también tenía animadas veladas con música latina.

Había muchas zonas donde disfrutar las salidas nocturnas, pero no me dio tiempo a conocerlas.

Al ser un pasaje español principalmente, el ambiente de alegría en todos los momentos del barco, se hacía notar y por eso se esforzaban en hablar siempre en español, siendo prácticamente el idioma que oías por todo el barco todo el tiempo. Esto está bien para los que no escogen barcos extranjeros por no entender el idioma.

 

AOTS-IMGP1444En esta ocasión no llevé a mis hijos, pero considero que está más enfocado a los adolescentes que otras navieras, haciendo actividades más propias y divertidas para su edad. También había mucho pasaje de estas edades… Muy recomendable para ellos.

Durante los día de navegación los pasajeros disfrutaban principalmente de las piscinas, que estaba claramente delimitadas entre la de adulto y los niños… En ambas había jacuzzis en los que te podías relajar en los días que no ibas de turismo.

De todas maneras opino que los cruceristas que nos acompañan en cada viaje depende en gran medida de la zona de la que parten, más que del barco en sí, por eso, quería que supierais que el puerto del que salí, fue el de Málaga.

En resumen diría que es un gran barco, espectacular, mágico, glamuroso, que merece la pena conocer, que es para todas las edades, piensan en todos sus pasajeros y hacen del crucero unas divertidas vacaciones…

Fecha de publicación: 27 de junio de 2013

 

4 pensamientos en “Mis impresiones del Adventure of The Seas

  • 17 Noviembre, 2016 a las 9:54
    Enlace permanente

    Hola yo hice con Royal con el HARMONY y genial ya hice 5 cruceros ahora lo are con MSC

    Responder
    • 18 Noviembre, 2016 a las 6:50
      Enlace permanente

      Hola Esperanza.
      La verdad que el Harmony es un barco espectacular, yo también embarqué en este año y me encantó.
      Muchas Gracias por tu aportación.
      Un saludo.

      Responder
    • 23 Noviembre, 2016 a las 0:25
      Enlace permanente

      Hola amiga te recomiendo el msc opera o el msc splendida son barcos muy modernos , cómodo s y relación calidad precio excelente

      Responder
      • 25 Noviembre, 2016 a las 12:02
        Enlace permanente

        Hola Hernan.
        Muchas gracias por tus recomendaciones, en el Msc Splendida ya embarqué y me encantó la experiencia y es verdad que la relación calidad precos es estupenda.
        El próximo año quisiera conocer el Meraviglia…
        Un saludo.

        Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *