En algunos de los artículos que he escrito anteriormente he hecho alusión a la poca información de la que disponíamos sobre los cruceros en estos años atrás, así como el trabajo que costaba encontrar buenas páginas webs donde localizar este tipo de información. También contaba que siempre, antes de embarcarme, buscaba con avidez datos sobre la nave escogida para mi siguiente crucero, tales como el tonelaje, la distribución de cabinas, las actividades de ocio de que dispone, fotos de las zonas comunes, entretenimiento, restaurantes…. Siempre tenía una necesidad de saber todo sobre el crucero en el que embarcaría en pocas semanas…

Dentro de tres semanas embarco en el Celebrity Solstice de Celebrity Cruises. La reserva la hice a mediados de Junio. Llevaba algunos meses buscando el segundo crucero que realizaría este año. En esta ocasión buscaba un crucero para disfrutarlo en compañía de mi marido. No llevaba una idea preconcebida, ya que después de la experiencia de la última reserva que realicé en el Epic, (el cual reservé con 6 meses de antelación, encontrándome con que una semana antes de su salida ofertaban grandes descuentos), pensé que no era necesario hacer la reserva con tanto tiempo, (la forma de reservar es algo que también he cambiado motivado por las ofertas de última hora que proporcionan la mayoría de las navieras, pero esto es otro tema digno de un artículo aparte), simplemente necesitaba un barco que tuviera interés en conocer o un itinerario atractivo para nosotros, pero nada preconcebido.

Siguiendo las pautas que habitualmente empleo para buscar mi siguiente crucero, empiezo consultando las webs de venta online a las que suelo acudir, comparando precios, elijo camarote, “estudio el barco”,…etc… Esta vez me llama la atención un barco premium, me apetece cambiar y hacer mi nuevo crucero en un barco que nada tenga que ver con los que he escogido anteriormente… Me vuelvo a ilusionar como una colegiala eligiendo mi nuevo objetivo. Veo que el itinerario ya lo he visitado en otros cruceros anteriores, solo una escala es desconocida para mí, pero el barco me interesa muchísimo. Busco información de la naviera como hago habitualmente, será un mini crucero de 6 noches y 7 días con salida desde Barcelona, me intereso por detalles como son la noche de gala, ya que al ser un mini crucero no sé si incluyen este tipo de noches… Me cuesta más trabajo encontrar información de este barco, quizás por no ser una naviera generalista, pero me doy cuenta que lo hago con pereza, que no pongo mucho empeño en buscar fotos, vídeos, tipo de comida, actividades, datos de camarote…

SonandoPasan los días y teniendo cada vez más cerca la salida de mi crucero, no tengo el mismo interés que en otras ocasiones de buscar información sobre el barco, (a estas alturas normalmente me llevo horas delante del ordenador recabando todos los datos posible sobre el barco), pero sí las mismas ganas y la misma ilusión que siempre que voy a embárcame. ¡¡¡¡Un apasionado de los cruceros jamás pierde esa ilusión!!!!, aunque la pereza hace que vayan pasando los días y me conforme con lo poco que aún sé del barco. Pienso en el porqué de mi desinterés en buscar todos los datos y detalles posibles y llego a la conclusión de que tanta información sobre el barco puede hacer que pierda la magia de descubrirlo, puede ser que cuando llegue al barco parezca que ya estuve en el con anterioridad, porque es tanta la información que ahora se tiene de todas las navieras y todos sus barcos, fotos, vídeos, que cuando llego al barco me sé de memoria la decoración, la distribución, como es cada restaurante, cada discoteca y cada rincón especial que deja de serlo por el simple hecho de que ya me cansé de verlos en fotos. Por supuesto es una elección mía, puedo escoger el llevar más o menos información sobre el crucero que voy a realizar. Puedes ir sin saber absolutamente nada o ir totalmente informado, pero llegado a este punto la conclusión es que hay información necesaria que obviamente debes saber, como es el itinerario que va a realizar, tipo de barco, situación del camarote y servicios que te ofrecen, pero estudiarlo como un mapa puede hacer que pierdas la esencia, la magia, la ilusión de poder descubrir todo lo que verdaderamente el barco te ofrece…

Afortunadamente ahora tenemos disponibilidad de mucha información sobre cruceros y digo bien afortunadamente, pero lo que sí puedo decir por mi propia experiencia, es que la información es buena, pero en su justa medida, el exceso de ésta en el caso que nos ocupa, puede hacer que parte de nuestras vacaciones en el mar pierdan su encanto…

Así que en esta ocasión en el descubrimiento del Celebrity Solstice quiero ir con la mente limpia y la mirada curiosa y que a cada paso que dé en cada cubierta, rincón y espacio de ese barco se convierta en un aspaviento sorprendente….. Nunca quiero perder la ilusión, la emoción, el entusiasmo y la experiencia turbadora que me proporciona el conocimiento de un nuevo barco…  

Fecha de publicación: 23 de junio de 2013

2 pensamientos en “Que no me quiten la ilusión por mi crucero

  • 16 mayo, 2016 a las 6:27
    Enlace permanente

    Acabo de leer su artículo y definitivamente tiene usted razón. Yo también soy de los que me sumerjo en toda la información posible sobre el barco que voy a visitar, y como bien dice, cuando llego casi que me conozco hasta a los camareros….
    A falta de menos de 2 meses para mi próximo embarque voy a desconectar, de lo que más información he recabado hasta ahora es de las escalas, algo del barco pero tampoco en exceso, ubicación del camarote y poco más. Por esto voy a desconectar, a intentar olvidarme por unos días, si puedo…. Pero para los que amamos esta forma de viajes, de pasar unos días de nuestras vacaciones pudiendo hacer lo que más nos gusta, teniendo que alternar nuestros gustos con los de nuestra familia, que a veces no coinciden y también teniendo en cuenta la economía, que no siempre nos permite a una mayoría de gente hacer un viaje de este coste, es de entender que cuando llega el momento que nos toca elegir a nosotros queremos que todo salga a la perfección y no dejemos ningún cabo suelto. Esta es la explicación que yo le doy a esta obsesión de tanto conocimiento.
    Lo dicho, siguiendo su sabio consejo voy a “intentar” desconectar.
    Saludos

    Responder
    • 16 mayo, 2016 a las 19:43
      Enlace permanente

      Hola Antonio,
      Ante todo muchas gracias por seguir mis artículos.
      Verdaderamente es inevitable, pero después cuando estoy en el barco, me sorprendo menos y me arrepiento de haber adquirido tanta información.
      De las excursiones, al contrario, cuanta más llevo mejor informada voy y más la aprovecho.
      Y estoy de acuerdo contigo, queremos que todo sea tan tan perfecto que no queremos dejar nada al azar.
      Pero si no puedes ” desconectar”, no importa!!! porque también es una forma de disfrutar, mientras organizamos y estudiamos el “terreno”.
      Muchas gracias por tu comentario. Disfrútalo al máximo.
      Un saludo.
      Marian.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *