GemEstaba a punto de realizar el primer crucero de mi vida… Llegamos a la terminal y al ver ante mi a ese coloso ¡¡¡me quedé impresionada!!!. Tras realizar los trámites correspondientes procedimos muy ilusionados a embarcar.

Quedé gratamente impactada por la decoración y el buen ambiente de este barco, tanto que he repetido en varias ocasiones cruceros en el NorwegianGem. Lo que yo decía muy a menudo a las diferentes parejas amigas que llevé conmigo, en mis posteriores travesías, es que al barco no le faltaba un perejil… Completísimo, superando todas las expectativas que me había hecho sobre lo que era un crucero.

La decoración me pareció espectacular, alegre, colorista y por tanto cálida, con diferentes matices según el tipo de restaurante, adaptándose a la temática de cada uno de ellos a la perfección, Le Bistro, muy elegante con sus platos de Versace, maravillosos, su comida de alta cocina, que nada tenía que envidiar a los restaurantes más chic y elegantes de cualquier ciudad. Lo mismo ocurre con el Magenta, Gran Pacific…

El restaurante asiático con su estupenda comida oriental, el mejicano riquísima comida tex mex con excelentes postres, La Coucina maravillosa comida italiana, Teppanyaki, cocina asiática, la comida hecha espectáculo y por supuesto la característica estrella de esta compañía el freestyle que es la gran diferencia con el resto de las compañías y para mi marido y para mi, lo mejor de Ncl, estilo libre en el que puedes comer donde quieras y cuando quieras… fantástico!!!!.

La comida de este barco es excelente incluso la de más “batalla” por decirlo de alguna manera como es la del Garden Caffe…

Para tus copas con baile está el Spinaker con un ambiente enfocado a entretener al pasaje, algo que consiguen, sin duda, y el Bliss Ultra Lounge, donde puedes jugar a los bolos, te encuentras las camas con su dosel, para algo más íntimo…, donde puedes disfrutar de buena música y también compartir con tu pareja unos momentos románticos…

El teatro, es espectacular, como todo en este barco y sus espectáculos son fantásticos, nada que envidiar a los teatros que conozco de importantes ciudades, incluso mejor que muchos de ellos, diria yo.

Gem 2Lo que me gusta de los cruceristas que he encontrado en este barco es que son educados, no son ruidosos, amables y muy diferentes, tanto en las distintas nacionalidades, como en sus propios estilos de vestir y de divertirse… Quizás con menos oportunidades de conocernos entre nosotros, al no compartir mesas como en otros cruceros, pero considero que son una grata compañía para los días que compartimos en alta mar.

Por supuesto lo que engancha de los cruceros, es la forma cómoda de conocer otros países sin deshacer maletas, y despertar cada día en una ciudad diferente, aunque si es verdad que hay veces que el propio barco en sí es un espectáculo tan interesante que merece la pena hacer un crucero sólo para conocerlo.

Para los niños, está muy bien la piscina, con su fantástico tobogán donde mis hijos disfrutaron mucho. Para los mayores también, porque hay diferenciación entre la de adultos y niños y sus relajantes jacuzzis que, para mi gusto, tenían exceso de cloro.

Para los adolescentes, en mi caso no había ambiente después de la cena, no dejaban entrar a mis hijos menores en según qué zonas a partir de las 11:00pm y se tenían que ir a dormir. También es un hándicap el idioma, que mis hijos aún no entienden, y también para cualquier persona que no hable o pueda entender algo el inglés. Todo esto puede hacer algo más complicado el disfrute de este barco.

Para los deportistas está el gimnasio y zonas exteriores donde se puede jugar al futbol, baloncesto, subir al rocódromo o hacer footing. Otras zonas comunes son la zona de spas, en el que no estuve y no puedo opinar, tiendas, en las que sí estuve y en las que puedes encontrar interesantes cosas al cambio del dólar. Hay muchos pubs de diferentes ambientes. Está el de las copas de champan con burbujas, Magnum’s Champagne, que es sencillamente encantador, donde puedes estar mientras espera la entrada a la cena en Le Bistró. Y para los que le gustan jugar, el Casino…, también muy espectacular con su iluminación y sus colores, como el resto del barco. Algunos restaurantes, son de pago, pero créeme que merecen la pena conocerlos, a cambio del precio que tienen.

Para mi gusto es un barco fantástico y espectacular, en el que no te cansas de subir las veces que haga falta, cada vez encuentras algo que no viste o experimentaste la vez anterior….

MI IMPRESIÓN EN GENERAL

Gem 1Aparte del crucero en sí, que ya eso es una auténtica experiencia, lo que más me impactó sin lugar a dudas, fueron los colores tan vivos en el Atrium, sus elegantes escaleras laterales y su adorno central en forma de cristales en todos los colores. También el techo emulando estalactitas inmensas en color morado y sus sillones en tonos rosas (mi color preferido, por cierto!!!) presidido, todo esto, por una gran pantalla. Me quedé totalmente anonadada… La majestuosidad del Gran Pacific (comedor principal), la originalidad de sus distintos restaurantes, el hecho de sentirme especial por todo el lujo que me rodeaba y el trato amable y educado de toda la tripulación. Otra experiencia que me llenó mucho es el ver a gente tan diferente concentrada en un mismo lugar y haciéndonos compañía durante toda la travesía…., compartiendo momentos, estancias y diversión a lo largo de una semana… Pero si te tengo que resumir, la mejor experiencia fue sentirme especial durante todo el crucero…, viéndome inmersa en ese gigantesco monstruo marino que me transportaba en su interior a lo largo y ancho del Mediterráneo.”

“…La característica estrella de esta compañía el freestyle que es la gran diferencia con el resto de las compañías y para mi marido y para mi, lo mejor de Ncl, estilo libre en el que puedes comer donde quieras y cuando quieras… Fantástico!!!! .. “

Fecha de publicación: 20 de junio de 2013

 

2 pensamientos en “Norwegian Gem-Mi bautizo en el mar

  • 15 Noviembre, 2016 a las 11:09
    Enlace permanente

    Éste año he viajado en el NCL Jade, que es gemelo del Gen. Me ha gustado, sobre todo la comida. Lo del Freestyle no es lo mío. Soy más clásico y el horario libre en el Grand Pacific nos hizo esperar más de la cuenta alguna noche. Pero bueno, es algo particular. La animación la encontré muy americanizada, lo cual es lógico pues un 80 por ciento del pasaje es de esa nacionalidad. Por lo demás, súper. Un saludo.

    Responder
    • 15 Noviembre, 2016 a las 13:17
      Enlace permanente

      Hola Cristóbal.
      Como te agradezco estos comentarios sobre su gemelo el Jade de Ncl. Yo la última vez que embarqué en el gem fue hace 6 años y es el recuerdo que tengo.
      Pero no me encontré con ese problema.
      Pero como es lógico cada experiencia es diferente. Lo bueno es que tienes los restaurantes para poder tener tu mesa asiganda.
      Un saludo.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *