Napoles 1Comienzo la serie de ciudades escala de este crucero por el Mediterráneo en el Norwegiam Gem con la populosa ciudad de Nápoles, la 3ª ciudad más poblada de Italia. Desconozco si la ciudad tiene un gran atractivo turístico a nivel mundial, pero a mí no me lo pareció y no quiero desanimaros, es una apreciación personal, quizás porque me cogió la huelga de basureros y me encontré con una ciudad, sucia y caótica.

Lo bueno que tiene Nápoles, es que el barco atraca “en la misma puerta“, como se dice en mi tierra, porque lo hace en el centro de la ciudad, con lo que las opciones de conocerla, son más fáciles. Ya sea a pie dando un paseo y ves las zonas próximas al barco, o te diriges a coger un taxi o el autobús turístico rojo.

Nada más bajar del barco, tienes que pasar literalmente entre un montón de taxistas que se te pegan como lapas ofertándote “su” precio para llevarte a cualquier lugar de Nápoles. Ten mucho cuidado con ellos y deja muy claro el precio que te van a cobrar por los servicios que te van a dar. Verás, si vas con alguien más del barco, te interesa coger un taxi, pero siempre con la precaución de que no se queden contigo, así que como íbamos con otro matrimonio, decidimos preguntar cuanto nos cobraba por ir a Pompeya, aunque también puedes ir en tren o en autobús.

Tomaso, que así se llamaba el taxista que nos llevó a nosotros, de forma muy sonriente nos decía que nos cobraba 80€, los demás estaban entre 90 y 100€ y él nos hablaba con la segura certeza de que era la mejor elección, por ser el que llevaba más barato. Tened cuidado con la barrera del idioma, porque de pronto saben perfectamente lo que te dicen, como se vuelven amnésicos y no entienden tu idioma……

Napoles 2Decidimos coger el taxi de Tomaso por 80€ y dirigirnos a Pompeya, en ese precio entra la ida, la espera mientras ves las ruinas y la vuelta, en total unas 3 horas. Durante la ida Tomaso estaba muy hablador y dicharachero, yo me senté a su lado y me habló hasta de la suegra, entendiéndonos perfectamente durante todo el trayecto, se aprendió mi nombre rápido llamándome Angélica todo el tiempo, todo fantástico!!! Pero a la vuelta, él insistía en llevarnos a otros puntos de interés de la ciudad y así conseguir más dinero, pero esa ruta la queríamos hacer en el autobús rojo, así que le dijimos que no, de pronto Tomaso se volvió mudo y tirante….

Viéndomelas venir, le dije a mi marido, “cuando le paguéis, le dais el dinero justo, que no me fío ni un pelo“. Al bajarnos del taxi, los maridos pagaron a Tomaso con 2 billetes de 50€ y Tomaso, se dió la media vuelta para volver a su taxi, entonces mi marido se dirigió a él y le dijo,” Tomaso, nos tienes que dar la vuelta, nos dijistes 80€”, pero ahora Tomaso, no entendía nada de Español, ni de Inglés (se lo dijimos en ambos idiomas) y con señas decía que no entendía nada de lo que le decía mi marido y que la vuelta de los 100€, era para su almuerzo, (pues yo le entendí perfectamente todo lo que contó de la suegra…. igual de claro que le entendí que nos cobraba 80€ por ir a Pompeya…).así que todo el encanto y simpatía que demostró en el momento de llegar a un acuerdo, se volvió agresividad… yo flipaba!!!, y Tomaso me decía,” es así verdad Angélica”, digo, “¿¿¿¿cómo???? De eso nada…..” mira que lo advertí cuando estábamos en el taxi, que se lo dieran justo, y le decía a mi marido, ” te lo dije, que soy sevillana y para más inri de Triana y esto me lo veía venir…” Total, que no era por los 20€, era por la cara tan dura que le echaba Tomaso. Finalmente y tras un rato discutiendo, nos devolvió 10€…

Consejito, dejad muy claro la cantidad a pagar y si es posible, por escrito. De todas formas yo pagaría la cantidad exacta….

Napoles 3Después del circo que formó Tomaso, decidimos continuar nuestra excursión en el autobús turístico rojo. La parada, está junto al castillo frente al puerto y así ves lo más significativo de la ciudad de forma descansada. La ruta está grabada en Inglés, Italiano, Francés, Alemán, Español, Chino, Ruso y Japonés. Para llegar hasta allí, tienes que cruzar una calle con muchísimo tráfico, eso sí sorteando a los coches al cruzar y jugándote la vida, ya que aunque el semáforo esté en verde para el peatón, eso a ellos les da igual y te da la sensación que estás haciendo una gincana…. Después de pasar esta prueba, me dirigí a coger el autobús rojo. No me lo podía creer, logré cruzar!!!!! De los pasos de cebra, sin comentario….

Vimos que tenía 4 rutas a escoger, aquí os adjunto los itinerarios del autobus turístico rojo para que los tengáis antes de zarpar!!!!!. Así podéis elegir lo que más os interese.

Nosotros escogimos 2, la ruta B, que duraba 75 minutos, y la R, de 45 minutos, pasando por los puntos que se señalan en el folleto. Os pongo unas anotaciones sobre las demás rutas:

  • Línea A: 75 minutos. Frecuencia de paso: 90 minutos.
  • Línea B: 75 minutos. Frecuencia de paso: 45 minutos.
  • Línea C: 110 minutos.Frecuencia: Sábados y domingos sólo 3 visitas al día.
  • Línea R: 45 minutos. Fecuencia de paso: 45 minutos.

El precio era: Adultos: € 22.00 – Niño (5-15 años): 11,00 €. Al volver al barco, recordad que tenéis que poner de nuevo vuestra vida en peligro, volviendo a cruzar la calle… Cuidado!!!!.

Os puedo aconsejar que vayais 1º al lugar más alejado del puerto y si luego queda tiempo, seguís por la ciudad… Y otro consejo, no apuréis demasiado el tiempo para no correr el riesgo de quedaros en tierra.

En el Norwegian Gem, que es en el maravilloso barco que hice este crucero llegamos a las 8:00h y partimos a las 18:30h, nos dio tiempo de sobra… y para los que a última hora prefieran hacer las excursiones con el barco, no os preocupéis, que al menos en el Norwegian Gem te puedes pasar por el teatro Stardust para reservar en el último momento…

Así fue como disfrute de la ciudad de Nápoles y espero que este relato os sea de ayuda…  

Fecha de publicación: 19 de Junio de 2013

4 pensamientos en “Nápoles-Pompeya

  • 24 Mayo, 2016 a las 11:32
    Enlace permanente

    eso mismo nos paso en tunez, también teníamos un precio acordado y la como no tenia vuelta de dos billetes q se quería quedar con los 100 pero yo q soy mas lista vi a unos turistas q volvían y fui a ellos a ver si ellos tenían cambio de 50 y gracias a dios si tenían y le di lo q aviamos acordado.
    En Napoles cuando yo fui avía unos autobuses en el mismo puerto q por el precio de un billete de autobús te dejaban en pompeya y pillabas otro a la vuelta era como un bus urbano con sus paradas pero luego se metía por la autopista hasta pompeya, estebo muy bien no se si aun seguirá.

    Responder
    • 24 Mayo, 2016 a las 17:49
      Enlace permanente

      Hola Magda..
      Muchas gracias por tu aportación, es siempre de mucha utilidad para los cruceristas.
      Y claro que hay que andar lista eh? porque no veas como se quieren quedar con los extranjeros..
      Bueno, no nos ha vuelto a pasar, éramos novatos y aunque lo advertí nos ocurrió, de todo se aprende…
      Un saludo muy grande.
      Marian.

      Responder
  • 25 Mayo, 2016 a las 12:11
    Enlace permanente

    En Nápoles fuimos andando desde el barco hasta la calle Toledo, y después de ver todo lo posible castillo, galería, plaza de neptuno, y ya muy cansados, nos perdimos por las callejuelas y fuimos a parar a una iglesia de los Jesuitas, una preciosidad no recuerdo el nombre, pero nos despistamos y perdimos la orientación de donde estaba el puerto, solución cogimos un motocarro que por 10 euros nos llevo hasta el barco. Pa haberse matao…. entre motos, coches taxis y una manifestación llegamos a tiempo
    pero algo descoyuntados¡¡¡ Volveremos seguro pero a pasar unos días y verlo todo con tranquilidad

    Responder
    • 25 Mayo, 2016 a las 15:50
      Enlace permanente

      Hola Tonia…
      WoW!!! que aventura no???
      Me encantaría encontrar esa iglesia, ahora vuelvo a ir por 13aba vez a mediterráneo, jajaja voy con el Carnival Vista.
      Muchas gracias por contarnos tu experiencia…
      Menos mal que no perdísteis el barco.
      Un saludo.
      Marian.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *