Venecia 4Al siguiente día habíamos quedado con nuestros amigos en el salón del desayuno. Era un sencillo comedor que disponía de un mini buffet, bastante completo, con café, diferentes infusiones, zumos, bollería de todo tipo, pan para tostar, cereales… muy muy completo para lo pequeño que era y muy acogedor y limpio como todo el hotel….

Después de desayunar y con fuerzas renovadas nos dirigimos de nuevo a la Plaza de San Marcos para ver con detenimiento, la Basílica, el Palacio Ducal, el Campanile y el reloj dell’Orologio, todas estas visitas las teníamos reservadas ya de antemano por Internet. Os aconsejo que la reservéis, porque como es costumbre en este país hay que esperar largas colas para entrar en los lugares más importantes. Los idiomas en los que explican los itinerarios son el italiano o el inglés….

A las 10:25 entramos a la Basílica de San Marcos, que es gratuita. Si lleváis mochila tenéis que dejarla en una consigna que se encuentra en el lateral derecho de la Basílica, en la calle Basso.

Aconsejo ver la pala de oro por 1,50€, yo no lo pude ver porque la parte donde se encontraba estaba cerrada. A esta Basílica le acompaña la belleza que ha mostrado Italia en todos sus monumentos. Para visitarla tenemos que vestirnos con el mismo pudor y recato que cuando visitamos el Vaticano…

A las 11:10 estábamos entrando al enorme patio del Palacio Ducal. Aquí también hay una consigna donde te obligan a dejar la mochila, esta se encuentra en uno de los laterales del interior del palacio. En una esquina te encuentras con unas escalinatas que te conducen a la 2ª planta. Una vez dentro verás el lujo y la belleza que tienen todas sus estancias…

Nosotros reservamos los itinerarios secretos del palacio, lo hicimos por Internet. Os lo recomiendo. Te cuentan interesantes relatos, adquiriendo más conocimiento de la historia de Venecia. Te enseñarán lugares que nunca imaginarías que existen, cámaras de torturas, las celdas de Casanova, la historia que lo llevó hasta allí y como escapó. Te vas estremeciendo cuando pasas por todos los pasadizos y puertas ocultas hasta llegar a las celdas y cámaras de torturas que esconde el palacio teletransportándote a los momentos donde las historias que te cuentan sucedieron…. Todo esto contrasta con la belleza y la riqueza del resto del edificio.

La siguiente visita fue al Campanile. Aquí subieron sólo los maridos, ya que mi amiga y yo preferimos quedarnos viendo las tiendas que rodeaban la plaza… Son irresistibles!!. Su precio era de 9€ p.p.

 

Venecia 5A las 15:00 h teníamos nuestra cita en la torre del reloj (dell’Orologio). Se encuentra encima del arco por el que nos dirigimos a las mercerías, la callejuela que cogimos para cenar las pizzas… El reloj es azul y dorado y marca las fases de la luna, las horas, el zodiaco… Indicaban a los marineros los mejores meses para navegar. En lo más alto están las estatuas de los moros. Hay una visita guiada que merece la pena reservar, en la que ves toda la maquinaria desde el interior, además te cuentan que allí vivía el encargado del reloj con su familia, dónde dormían y comían y otras muchas historias interesantes sobre este peculiar reloj.

La reserva del itinerario secreto y el dell´Orologio nos costó 30€p.p

Durante toda nuestra estancia en Venecia cogimos el vaporetto en innumerables ocasiones, pudiendo ver el gran canal en su totalidad y disfrutar de una estupenda vista de los palacios y edificios que se encuentran a cada orilla, que parecen asomarse como queriendo ser admirados. Además puedes ver hoteles y numerosos restaurantes, éstos daban la sensación de ser un conjunto de luciérnagas coloreadas, flotando sobre el agua, con sus luces románticas y sus mesas llenas de velas que acompañaban la velada de todas aquellas parejas que decidieron contemplar la belleza del canal desde allí…. Pasamos por su más famoso puente, el de Rialto y por otros tantos. También disfrutamos de la vista del canal desde dicho puente y si atraviesas éste desde la Plaza de San Marcos hacia la otra orilla, te encuentras con un colorido mercado de frutas…

 

Venecia 2

También puedes hacer este paseo en góndola, pudiendo ver otros famosos puentes como el de los suspiros o el de los enamorados. Es ideal realizarlo con tu pareja, ¿¿Hay algo más romántico??, Yo lo hice en mi visita anterior a Venecia, el coste fue de 100€.y la capacidad era de 6 personas…

Nuevamente nos subimos a un vaporetto con destino a Burano. El trayecto duró casi una hora. El mayor atractivo que tiene la isla son sus casas de colores. Son increíblemente llamativas. También tiene numerosos canales que la atraviesan y a pocos pasos de haber entrado en la isla te encuentras con la calle principal, Baldassare Galuppi, donde hay numerosas tiendas con preciosos encajes de hilo. En esta calle el ambiente es muy alegre.

Cuando paseábamos tuvimos la oportunidad de escuchar a un grupo de abuelos cantando las canciones típicas de su tierra. Me pareció bello y tierno… Aunque aquí no hay nada especial que ver, ya con sus casas de colores y sus canales llenos de modestas barquitas, disfrutas muchísimo de la visita, En el vaporetto conocimos a una española que nos acompañó en nuestro paseo por la isla y nos contó muchas curiosidades. Entre ellas que el ayuntamiento es el que decide el color del que pintarás tu casa. Nos llevó a la única casa que tenía varios colores y nos explicó que para comprarte una casa allí tienes que esperar que alguien muera, porque no hay sitio para edificar más…¡¡¡qué fuerte!!!, ¿no?. El metro cuadrado allí es carísimo. Ella se iba a casar al mes siguiente con un pescador y se iban a vivir a la casa que fue de su abuelo.

Después de esta agradable charla, al final de la calle principal nos encontramos con la iglesia de San Marino, que tiene un campanario famoso por su inclinación.

Bromeábamos con nuestra nueva amiga diciendo que nada tenía que envidiar al de Pisa…

 

Venecia 3Anocheciendo de nuevo volvimos a Venecia, pero esta vez decidimos bajarnos en la orilla opuesta a la Plaza de San Marcos, pudiendo conocer otra cara de Venecia. Atravesamos de nuevo el Puente Rialto hacia la plaza de San Marcos. Cansados por el intenso día que habíamos tenido, decidimos dirigirnos al hotel y atrevernos a cenar nuevamente cerca de allí. Fuimos a un restaurante que estaba decorado de forma muy recargada para dar sensación de glamour, que según mi opinión personal no consiguió… Este restaurante no lo elegí yo…..

Nos fuimos al hotel exhaustos, pero satisfechos de haber aprovechado nuestro tiempo en Venecia. Recogimos la maleta y nos acostamos.

  El día del embarque Al día siguiente emprenderíamos nuestro crucero, estaba muy ilusionada y nerviosa, así que casi no podía dormir. Tenía una mezcla de cansancio e ilusión, recordando todos los momentos que con tanta intensidad había vivido ese día…

Nos despedimos del hotel, con nostalgia. Qué bien nos habían tratado el poco tiempo que habíamos permanecido allí.

Con las maletas a cuestas, volvimos a coger el vaporetto en San Ángelo que nos dejaría en la plaza de Roma. Allí cogimos el autobús que NCL tiene dispuesto para su pasaje. No nos pudo dejar en el embarcadero debido a un gran atasco que se produjo. Así que nos tuvimos que bajar antes e ir andando hasta la terminal 110/112.. Lo que nos faltaba después del lote de andar que nos habíamos dado en Venecia.

Por fin llegó el momento más deseado, la salida desde Venecia. Mis ojos se humedecieron cuando nos alejábamos lentamente de la ciudad, sintiendo que estaba siendo testigo de una de las visiones más fascinantes que se puede experimentar. La vista de la Plaza San Marcos desde la cubierta 14 del Norwegian Gem es indescriptible…..

 Fecha de publicación: 23 de junio de 2013

3 thoughts on “Venecia II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow buttonVisita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+