Heraklion 1Habíamos llegado al final de nuestras escalas en tierras griegas. Grecia me había parecido fascinante y maravillosa y nuestro recorrido por estas tierras terminaban en Heraklion, la capital de Creta, la isla más grande de Grecia, históricamente muy codiciada por su enclave estratégico. Cuenta con grandes tesoros naturales, así como importantes restos arqueológicos de la civilización minoica, siendo el lugar donde la mitología griega cuenta que Dédalo construyó el laberinto del Minotauro y lugar de nacimiento de Zeus.

Los lugares más destacados de interés turístico en Heraklion son:

  • Palacio de Knossos: Antiguo y laberíntico palacio de la civilización minoica.
  • Catedral de San Menas: San Menas es el santo patrón de la ciudad. Es una de las mayores catedrales de de Grecia.
  • Koules (Fortaleza veneciana): Son las fortificaciones romanas que se construyeron para proteger la ciudad además de servir como cárcel.
  • Iglesia de Agia Ekaterini: Iglesia de Santa Catalina, está situada cerca de la catedral.
  • Iglesia de Agios Titos: Fue construida para ser la catedral de la ciudad.
  • Museo Arqueológico: Es uno de los museos más grandes de Creta y posee la mejor colección de arte minoico del mundo.
  • Museo de Historia de Creta: Su nombre lo dice todo…
  • Fuente de Los Leones: Se construyó para proporcionar agua a la ciudad, su decoración representa la vida marina.
  • Plaza de La Libertad: Se encuentra muy cerca de la puerta de San Jorge y el museo arqueológico siendo la plaza más centrica e importante de la ciudad.
  • La Loggia: Este edificio es la construcción más elegante de la ciudad, fue utilizado como centro de ocio y reunión para la nobleza. Alberga el ayuntamiento de la ciudad.

Volviendo a nuestro itinerario por la isla, comentar que la visita principal a esta importante ciudad son las ruinas del Palacio de Knossos, situado a unos 5 kilómetros de la capital. Aquí se encuentran los restos de la antigua civilización minoica, siendo el monumento más importante de esta civilización.

Podemos desplazarnos hasta allí de dos formas, bien cogiendo un taxi a la salida del puerto o andando un poco hasta la parada de autobuses y cogiendo el autobús 2, que nos lleva directamente a Knossos. La taquilla donde se compran los billetes está en un kiosco justo detrás de la estación y el precio es de poco más de 2 euros por trayecto, que dura aproximadamente unos 20 minutos.

En nuestro caso, como íbamos 4 personas, optamos por coger un taxi, tras acordar el precio con el taxista, que por cierto fue muy amable con nosotros. Lo malo era la dificultad para entendernos, pero más o menos pudimos dilucidar que nos quería llevar al Palacio de Knossos a través de un camino donde nos enseñaría una pequeña y escondida iglesia. Así que una vez ya subidos a su taxi, se dispuso a explicar por donde nos dirigíamos. A pocos minutos y una vez en las afueras, el taxista paró en un mirador y con sus manos nos indicó que nos bajáramos para disfrutar de las maravillosas vistas de Heraklion desde allí arriba y que podíamos dedicar tiempo a sacar las fotos pertinentes, así que hicimos fotos que abarcaban una panorámica de toda la ciudad.

 

Heraklion 3 Heraklion 4 Heraklion 2 Heraklion 6

Continuando con el recorrido nos llevó por unos estrechos y arbolados caminos hacia una pequeña iglesia oculta entre árboles y montañas. Nos detuvimos un ratito para visitar y fotografiar su interior. A día de hoy todavía no puedo dar nombre a esta pequeña iglesia, pero todavía recuerdo la paz que reinaba en torno a ella, únicamente interrumpida por el cántico de los pajaritos. Una vez terminada la visita de la misma, nos dirigimos hacia el palacio… Cuando llegamos, acordamos con el taxista que nos recogería en un par de horas, tiempo que él consideraba suficiente para realizar la visita de las ruinas.

El precio de la entrada es de unos 7€, pero si posteriormente quieres visitar el Museo Arqueológico, cuando vas de vuelta a la ciudad, puedes comprar una entrada combinada por unos 10€. Es posible contratar un guía que explica con detalle esta visita a los restos, siendo su precio unos 10/15€ por persona. Indicar que no disponen de precio de grupo, al menos cuando estuvimos nosotros.

 

Heraklion 1Habíamos llegado al final de nuestras escalas en tierras griegas. Grecia me había parecido fascinante y maravillosa y nuestro recorrido por estas tierras terminaban en Heraklion, la capital de Creta, la isla más grande de Grecia, históricamente muy codiciada por su enclave estratégico. Cuenta con grandes tesoros naturales, así como importantes restos arqueológicos de la civilización minoica, siendo el lugar donde la mitología griega cuenta que Dédalo construyó el laberinto del Minotauro y lugar de nacimiento de Zeus.

Los lugares más destacados de interés turístico en Heraklion son:

  • Palacio de Knossos: Antiguo y laberíntico palacio de la civilización minoica.
  • Catedral de San Menas: San Menas es el santo patrón de la ciudad. Es una de las mayores catedrales de de Grecia.
  • Koules (Fortaleza veneciana): Son las fortificaciones romanas que se construyeron para proteger la ciudad además de servir como cárcel.
  • Iglesia de Agia Ekaterini: Iglesia de Santa Catalina, está situada cerca de la catedral.
  • Iglesia de Agios Titos: Fue construida para ser la catedral de la ciudad.
  • Museo Arqueológico: Es uno de los museos más grandes de Creta y posee la mejor colección de arte minoico del mundo.
  • Museo de Historia de Creta: Su nombre lo dice todo…
  • Fuente de Los Leones: Se construyó para proporcionar agua a la ciudad, su decoración representa la vida marina.
  • Plaza de La Libertad: Se encuentra muy cerca de la puerta de San Jorge y el museo arqueológico siendo la plaza más centrica e importante de la ciudad.
  • La Loggia: Este edificio es la construcción más elegante de la ciudad, fue utilizado como centro de ocio y reunión para la nobleza. Alberga el ayuntamiento de la ciudad.

Volviendo a nuestro itinerario por la isla, comentar que la visita principal a esta importante ciudad son las ruinas del Palacio de Knossos, situado a unos 5 kilómetros de la capital. Aquí se encuentran los restos de la antigua civilización minoica, siendo el monumento más importante de esta civilización.

Podemos desplazarnos hasta allí de dos formas, bien cogiendo un taxi a la salida del puerto o andando un poco hasta la parada de autobuses y cogiendo el autobús 2, que nos lleva directamente a Knossos. La taquilla donde se compran los billetes está en un kiosco justo detrás de la estación y el precio es de poco más de 2 euros por trayecto, que dura aproximadamente unos 20 minutos.

En nuestro caso, como íbamos 4 personas, optamos por coger un taxi, tras acordar el precio con el taxista, que por cierto fue muy amable con nosotros. Lo malo era la dificultad para entendernos, pero más o menos pudimos dilucidar que nos quería llevar al Palacio de Knossos a través de un camino donde nos enseñaría una pequeña y escondida iglesia. Así que una vez ya subidos a su taxi, se dispuso a explicar por donde nos dirigíamos. A pocos minutos y una vez en las afueras, el taxista paró en un mirador y con sus manos nos indicó que nos bajáramos para disfrutar de las maravillosas vistas de Heraklion desde allí arriba y que podíamos dedicar tiempo a sacar las fotos pertinentes, así que hicimos fotos que abarcaban una panorámica de toda la ciudad.

 

Heraklion 3 Heraklion 4 Heraklion 2 Heraklion 6

Continuando con el recorrido nos llevó por unos estrechos y arbolados caminos hacia una pequeña iglesia oculta entre árboles y montañas. Nos detuvimos un ratito para visitar y fotografiar su interior. A día de hoy todavía no puedo dar nombre a esta pequeña iglesia, pero todavía recuerdo la paz que reinaba en torno a ella, únicamente interrumpida por el cántico de los pajaritos. Una vez terminada la visita de la misma, nos dirigimos hacia el palacio… Cuando llegamos, acordamos con el taxista que nos recogería en un par de horas, tiempo que él consideraba suficiente para realizar la visita de las ruinas.

El precio de la entrada es de unos 7€, pero si posteriormente quieres visitar el Museo Arqueológico, cuando vas de vuelta a la ciudad, puedes comprar una entrada combinada por unos 10€. Es posible contratar un guía que explica con detalle esta visita a los restos, siendo su precio unos 10/15€ por persona. Indicar que no disponen de precio de grupo, al menos cuando estuvimos nosotros.

Bueno tengo que confesar que las ruinas en general no es algo que me encante, evidentemente hay que visitarlas ya que estás en un lugar como este, pero realmente no son santo de mi devoción. Particularmente me gustan las ciudades con las construcciones completas. Una vez aclarado esto, tengo que decir que vimos muchas columnas, pinturas, cántaros, montones de piedras apiñadas y todo lo que conllevan unos restos. Ante esto mi hija siempre me dice, porque a ella le encantan las ruinas, que tengo que imaginarme el momento en que esa zona estaba llena de vida y que estoy en un lugar histórico e importante de hace muchísimos miles de años. Realmente lo intento pero sigo prefiriendo ciudades como Florencia, Venecia o París, aunque entiendo y respeto que sobre gustos los colores…

Una vez finalizada la visita y tras abarrotar la memoria de nuestra cámara con todas las fotos que sacamos, porque ya que vas tienes que dejar constancia del lugar que visitas, cogimos el taxi de vuelta que nos estaba esperando puntualmente a la salida, para llevarnos de vuelta a Heraklion. Nos dejó junto a la Catedral de San Menas, por lo que aprovechamos para visitarla, así como su predecesora la Pequeña San Menas, más sencilla y en la actualidad convertida en museo de arte eclesiástico. Se sitúan una frente a otra.

 

Heraklion 5Después de esta visita, continuamos nuestra vuelta hacia el barco dando un paseo por la calle peatonal Dedalou. Yo estaba agradecida de volver nuevamente a la civilización. Ya nos encontrábamos en una calle llena de comercios y bares.

Hicimos las pertinentes compras de recuerdos, esta es la parte que más me gusta, de esta manera hago partícipe a mis hijos de este viaje aunque no sea de forma presente, pensando en la ilusión que les hace saber que en cada escala me acuerdo de llevarles algo.

Tuvimos tiempo de tomar un refresco y disfrutar con el vaivén de la gente para después de este pequeño descanso diriginos hacia la calle 25 de Agosto, que está considerada como la más bonita de Heraklion. Una vez que llegamos al final de la calle nos encontramos con el espigón del puerto y la fortaleza veneciana Koules, de la que tomamos unas cuantas fotos de su exterior para continuar nuestro paseo hacia el Gem, que pensábamos estaría más cerca, pero desde el puerto comprobamos que aún nos quedaba muy lejos la llegada a nuestro barco. Nos empezaron a entrar las prisas y aligeramos el paso. Estábamos deseando llegar, por el tiempo tan escaso que nos quedaba, por el calor y por el hambre que teníamos.

En unos 20 minutos de paso ligero, estábamos a pocos metros del Gem y nos pudimos relajar. Subimos a nuestros camarotes a refrescarnos para a continuación dirigirnos al restaurante. A partir de ahí solo nos quedaba disfrutar de las que serían las dos últimas noches en este fantástico barco ya que después del día en alta mar volvíamos a la preciosa ciudad de Venecia para cerrar este mágico viaje….

 

Fecha de publicación: 15 de octubre de 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow buttonVisita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+