En esta ocasión Los Cruceros de Marian ha tenido la oportunidad de visitar en el puerto de Málaga el Norwegian Spirit, barco  con casi 76.000 toneladas, cerca de 270 metros de eslora y una capacidad de 2.000 pasajeros. Durante la visita nos acompañó Sonia López, representante de Norwegian Cruise Line, quién dirigió el tour y explicó con todo detalle los pormenores del barco de una forma amena e interesante.

Este buque fue construido por la compañía china Star Lines, inaugurándose en 1999 con el nombre de Superstar Leo. Según nos explicó Sonia se trató de un regalo del dueño de la compañía a su esposa (quizás buscando un regalo más original que la típica alhaja….). Posteriormente fue adquirido por Norwegian Cruise Line pasándose a denominar con su actual nombre Norwegian Spirit.

La entrada al barco, después de realizar el control de seguridad, la realizamos por la cubierta 7, accediendo directamente al atrio Grand Centrum, zona principal del barco, donde podemos encontrar un bonito piano de cola sobre una alfombra diseñada por Versace y valorada en unos 300.000 dólares (la verdad es que da respeto pisarla….). En esta zona del barco también se halla la recepción, la oficina de reservas para los restaurantes de especialidades, la oficina de excursiones y The Café, cafetería donde puedes degustar un buen café con pastelitos. Una bonita fuente con la estatua de un delfín y dos ascensores panorámicos ubicados a ambos lados de la escalera principal complementan el lugar.

Continuamos nuestra visita por la misma cubierta 7 dirigiéndonos hacia popa y encontrándonos con el Cagney’s Steakhouse, restaurante de especialidad con cargo adicional, para todas aquellas personas amantes de exquisitas carnes. En la parte posterior del barco, ocupando 2 plantas se halla situado el Stardust Theater, lugar donde se representan los espectáculos diarios, con aforo para casi 900 personas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Volvimos sobre nuestros pasos para dirigirnos a popa, visitando el Henry’s Pub, Blue Lagoon Café, Shanghai Bar y el restaurante de pago Le Bistro, famoso en los barcos de esta naviera por su exquisita comida francesa. Atravesando el gran casino Maharajah’s llegamos al Maharini’s Lounge, salón decorado con colores rojos y luz ténue, utilizado como night club y discoteca, para disfrutar en las noches de buena música y tomar una copa o bailar en su pista de baile.

Las cubiertas 4 y 5 se hallan ocupadas por camarotes, estando ubicado el centro médico en la primera de ellas.

La cubierta 6 está dedicada en su mitad anterior a camarotes y la mitad posterior se encuentra ocupada por los restaurantes principales The Garden Room, con capacidad para unos 300 comensales y The Windows, con capacidad para unas 600 personas, aquí degustarás excelentes menús a la carta con un servicio impecable. Este último restaurante dispone de unos grandes ventanales que nos ofrecen una espectacular panorámica de la popa y desde donde se puede contemplar la estela dejada por el barco durante su navegación.

A continuación nos dirigimos a la cubierta 8 donde, en la zona de popa encontramos la planta superior del Stardust Theater. En nuestro recorrido y dirigiéndonos hacia la popa visitamos el Shusi Bar y los restaurantes asiáticos de especialidad Shogun y Teppanyaki, para los aficionados de la comida china, japonesa o tailandesa. En el Teppanyaki expertos cocineros prepararán ante nosotros la comida mientras disfrutamos de un verdadero espectáculo culinario.

 

 

 

 

 

 

 

 

En el centro del barco se encuentra la zona de tiendas aquí podremos adquirir perfumes, merchandising, joyería o recuerdos para la familia y amigos. A continuación se encuentran  el Champagne Charlie’s Bar, la Galleria donde se ofrecen para su venta y subasta hermosos cuadros y tipografías, Sala de Reuniones y la Photo Gallery, en la que se exponen para su venta las fotos realizadas durante el crucero. El resto de la zona de proa de esta cubierta está destinada a camarotes.

La cubierta 8 se encuentra ocupada íntegramente por camarotes, así como la cubierta 9, en la popa veremos la zona Buccaneer’s Wet & Wild, representando una isla pirata y dedicada a los pasajeros más pequeños, con piscina y jacuzzi. Los pequeños huéspedes también podrán divertirse en el Charlie’s Child Care Center, esta zona se hará imprescindible por la multitud de actividades organizadas por los monitores del barco.

La cubierta 11 está totalmente ocupada por camarotes, aunque en la zona de popa podemos encontrar varias mesas de ping-pong, para los que quieran hacer un poco de deporte.

 

En el centro de la planta 12 encontramos la piscina principal Tivoli adornada con hermosas balaustradas, cuatro jacuzzis y una amplia zona con tumbonas. Dirigiéndonos hacia la popa nos encontramos con el Raffles Court, el buffet del barco donde, incluido en el precio, podemos degustar multitud de variedades de comida internacional y el bar Raffles Terrace, donde también se puede comer en el exterior disfrutando de una increíble panorámica. En esta zona se encuentra el restaurante La Trattoria, restaurante italiano de especialidad con cargo adicional.

Atravesando de nuevo la piscina y dirigiéndonos hacía la proa se encuentra la zona de relax del barco, con el Spa, la peluquería, el salón de belleza, así como un cibercafé, una sala de cartas, la biblioteca y el gimnasio para los que quieran compensar un poco los kilos adquiridos durante el viaje.

Ya en la proa se encuentra ubicado el salón Galaxy of The Stars lugar ideal para las noches y el disfrute de música en directo mientras tomamos una copa o deleitarnos con las impresionantes vistas panorámicas que tenemos desde sus ventanales. Cabe destacar unas escaleras de caracol situadas a la izquierda del salón, por las cuales accedemos a una sala con ventanales por los que se puede observar el puente de mando de la nave. Esta sala se encuentra adornada con fotos en las que podemos ver instantáneas tomadas durante la construcción del barco y su botadura, metopas y recuerdos de la época en la que el barco se denominaba SuperStar Leo.

En la cubierta 13 los deportistas disponen de una pista de jogging, una cancha de baloncesto y un minigolf. Para los adolescentes está disponible de la discoteca Celebrity Teen Disco, para bailar por la noche y durante el día disfrutar de actividades, jugar al futbolín o practicar videojuegos. También en esta zona encontramos el Bier Garten, restaurante estilo alemán, donde podemos saborear especialidades culinarias de este país sin cargo adicional.

 

 

Mis impresiones del Spirit:

En general puedo decir que se trata de un barco que se sale un poco de la decoración estándar de Norwegian Cruise Line, ya que se ha mantenido el aspecto original del mismo, apreciándose la calidad de los materiales empleados en su construcción, tales como la alfombra de Versace del atrio, barandillas de madera noble en las escaleras, etc…

Los espacios y zonas comunes están bien dimensionados, no apreciándose sensación de agobio ni aglomeración de pasajeros en ningún momento.

La atención y el servicio por parte de la tripulación excelente, tal y como Norwegian Cruise Line nos tiene acostumbrados.

A pesar de ser un barco con 18 años se encuentra muy bien cuidado y en ningún momento da la sensación de tener esa antigüedad.

Otro aspecto positivo es el concepto Feel Free (antes Free Style) de Norwegian Cruise Line con el que el pasajero tiene la libertad de acceder al restaurante que desee, a cualquier hora y sin mesa ni código de vestimenta asignados, con excepción de los restaurantes de especialidad en los que es preciso realizar reserva, disponiendo de pantallas informativas en diversas partes del barco donde se muestra la ocupación de cada uno de ellos.

La selección de 16 ofertas diferentes de restauración, 13 bares y el servicio de habitaciones 24 horas, con un pequeño cargo entre las 24.00h y las 05.00h hacen que las opciones culinarias y de bebidas sean más que suficientes para cumplir nuestras expectativas en este barco.

 

 

Tras degustar un excepcional almuerzo en el restaurante Windows finalizó nuestra visita a este fantástico  barco, que complementa el minicrucero que realizamos en el año 2013.

Para finalizar quiero dar las gracias a Sonia López por esta visita guiada en la que, con su gran experiencia y conocimiento del Spirit, consiguió transmitirnos toda la información y detalles de este gran barco occidental con corazón oriental.

 

Información adicional:

Galería de fotos

Vídeofotos

Publicado el 5 de febrero de 2017