Creta es la principal isla de Grecia y representa una de las fronteras simbólicas entre Oriente y Occidente. Está localizada de forma equidistante entre Europa, Asia y África. La isla, que dispone de una rica historia, ocupa una situación estratégica y por ello se ha visto involucrada en numerosos conflictos entre pueblos por conseguir el control del mar Mediterráneo. Creta fue la cuna de la civilizacion miónica, que dominó el Mediterráneo oriental desde el milenio IV hasta el I antes de cristo.

Chania fue la capital de la isla hasta 1971 y hoy en día es la segunda mayor ciudad de Creta, después de Heraklion. Está situada a los pies de los Lefka Ori (Montañas Blancas), dispone de un pintoresco puerto, y un entramado de calles que forman una ciudad salpicada por edificios venecianos y fortificaciones, sobre todo alrededor del puerto.

La hora de llegada y de partida de esta ciudad era a las 12:00h hasta las 19:30h. Después de nuestro desayuno nos quedamos mirando desde la zona de piscinas el precioso paisaje y el día tan espectacular que estábamos teniendo, esperando el momento en el que el barco atracara. Nada más llegar estábamos preparadas para bajar del barco y empezar nuestra aventura en Chania, ya que no teníamos ni idea de como llegar a esta ciudad.. .

Nos dirigimos a la salida siguiendo a todos los pasajeros hasta que topamos con un puestecillo donde puedes comprar los billetes para coger el autobús que te lleva al centro de la ciudad. Su precio es más que económico 1,70€ por trayecto y persona y te dejan justamente en la puerta del mercado. El tiempo del recorrido es de unos 10 minutos…

Una vez nos bajamos del autobús, cogimos un mapa para poder orientarnos por la ciudad, aquella zona es una plaza enorme y llena de vida y de luz. Nos dimos cuenta que para poder entrar en el pueblo había que atravesar el mercado, así que nos dirigimos hacia el mismo… Bueno ni que decir tiene la buena impresión que nos causaron las coloridas tiendas y sus olores maravillosos, me quedé obnubilada, increiblemente espectacular, los quesos, frutos secos, salmuera, tejidos, perfumes… Uhmmmm, increíble, solo con recordarlo vuelvo a sentir e impregnarme de su olor… “Después seguiremos” con eso, le dije a Angie, mi hija, ya que el tiempo corría y teníamos aún todo por ver…

Salimos del mercado y fuimos a dar a la calle principal. Si vas hacia la izquierda encuentras tiendas de todo tipo, joyerías, sandalias, tejidos, ropas y si sigues esa calle y llegas al final vas a dar a Chalidon. Si por el contrario continúas por la derecha, también con muchas tiendas, terminas en los barrios de Topanas y Braki, zona este de Chania. Es como una pequeña península a la izquierda que es muy bonita, tiendas bares, etc… De camino está el museo arqueológico, la iglesia católica, museo del folklore y una plaza con una iglesia muy bonita.

El barrio de Topanas es el más aristocrático de la antigua Chania, donde las familias cristianas más ricas vivieron durante el final de la ocupación otomana. Aquí nos encontramos edificios venecianos en la estrechas calles cerca del puerto Esta hermosa fortificación alberga también el Museo Naval de Chania y el teatro de verano. En frente, tenemos el popular Faro de Chania del siglo XVI. Hasta llegar allí nos encontramos con un mirador que se alcanza a través de un camino abrupto, pero merece la pena porque tiene unas vistas espectaculares, después bajas de nuevo y sigues por las callecitas hasta llegar al barrio de Braki. Mientras vas paseando por este barrio vas viendo la plaza Venecia, Venecielux, llegas a un precioso puerto en el que puedes ir bordeándolo y subiendo donde esta el museo naval, que ahora está en obras, y entrar por esas callecitas empedradas, introduciéndote en el pueblo y disfrutando de la belleza y el encanto de Chania.

Después de un refresco en un pintoresco barecito donde vendían bolsos hipiies y ropa muy moderna, volvimos a bajar otra vez por la calle Chelidon, que va a dar de nuevo a este precioso puerto. Decidimos quedarnos y subir hasta la Mezquita Kitosuka Hassan, donde encuentras numerosas obras de arte y detalles para comprar… ¡¡¡Preciosa!!!. Seguidamente bajamos por el Barrio Kastelli al este del puerto, exactamente donde estuvo la antigua Kydonia. Los venecianos se asentaron allí en 1252 y construyeron las murallas fortificadas. En el punto más alto de la zona tenemos el Palacio Rettore, donde vivió el Pachá durante el reinado turco. Al final del periodo otomano, muchas familias poderosas de Chania vivieron en el Barrio Kastelli. Seguimos disfrutando de más y más tiendas hasta que llegamos a la Calle Suderon. Volvimos por el mercado, donde sí que nos paramos para poder disfrutar de sus enseres, entre ellos unas preciosas palminas que Angie compró para utilizarla como pareo….

Otros barrios que se pueden visitar son:

  • Splantza o Barrio Plaza: En este barrio cabe destacar la Iglesia de San Nicolás, la iglesia ortodoxa de Agioi Anargyroi y la pequeña iglesia veneciana de San Rocco, que tiene una inscripción en latín que data del siglo XVII.
  • El Barrio Judío “Ovriaki”: Situado al sur de Topanas. Es el barrio judío de Chania y se caracteriza por una imponente iglesia veneciana dedicada a San Francisco y que perteneció a los monjes franciscanos. Al sur del barrio tenemos el Bastión Schiavo (esclavo), también conocido como Lando o Aghios Dimitrios, así como una parte de las murallas de la ciudad.
  • Barrio Sandrivani: En el centro de la plaza podemos ver una hermosa fuente turca (Syndrivani). Al norte del barrio se alza la mezquita de Hassan Pasha, construida por los árabes, y que actualmente alberga la Oficina de Información de Chania.

Volvimos al barco a las 18:00h, no podíamos demorarnos más… Al volver vimos que esta preciosa ciudad también dispone de autobús rojo. Si lo llego a saber antes lo hubiéramos cogido para poder recrearnos mejor de todo el entorno….

Otros lugares de interés:

  • Mercado municipal: Se encuentra alojado en un edificio de 1911, donde se pueden encontrar todo tipo de aceitunas, hierbas, especias, verduras, frutas y pescado fresco.
  • Fortaleza de Firkas: Esta gran fortaleza, construida para proteger el puerto. Alberga hoy en día el Museo de Historia Naval, donde se muestra una exposición sobre la batalla de Creta y la torre con una bonita vista del puerto, del faro veneciano y de la mezquita.
  • Sinagoga Etz Hayyim: Edificio del siglo XV, frecuentado por los judíos de Chania hasta la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial, cuando fueron llevados a campos de concentración.
  • Faro de Chania: Está situado al final de la muralla veneciana del puerto, desde donde se obtiene una buena vista de la costa, el puerto y la ciudad.
  • Mezquita de los Jenízaros: Se trata de la construcción otomana más antigua de la isla. Los turcos levantaron este edificio de varias cúpulas tras conquistar Creta en el año 1645.
  • Murallas Venecianas y Bastión Schiavo: Ante la amenaza turca fueron construidos en el siglo XV, tratándose del tramo mejor conservado de las fortificaciones venecianas.
  • Jardines Municipales: Diseñados por Reouf Pasha en 1870.
  • Baños Turcos: Se pueden visitar y se encuentran situados en un bonito edificio en la zona del puerto.
  • Puerta Veneciana Renieri: Se encuentra situada en la popular calle Theophanus.

Fecha de publicación: 31 de marzo de 2016