Celebrity Reflection-Una decepción de camarote

Reflection-074

Como complemento al artículo “Mis impresiones del Celebrity Reflection” y después de haber pasado algo de tiempo para olvidar en parte la mala experiencia que sufrimos en ese crucero, me he decidido por fin a escribir el presente artículo.

Cuando contratamos nuestro próximo crucero siempre lo hacemos con ilusión y con la esperanza que todo va a ir sobre ruedas y que vamos a disfrutar plenamente de esas merecidas vacaciones que tanto esfuerzo y dinero nos han costado. Sin embargo, no siempre nuestras expectativas se pueden ver cumplidas, como fue el caso del último crucero que realizamos en el Celebrity Reflection.

Tengo que decir que uno de los aspectos que más valoro en mis viajes, ya sea en barco, hotel, etc… es la limpieza, sobre todo por el hecho de que viajábamos cuatro personas, tres de ellas asmáticas y muy sensibles al polvo.

El Reflection es un barco construido en el 2012, por lo que evidentemente no podemos esperar unas instalaciones iguales a buques de última generación, aunque en general y hablando de zonas comunes se encuentra muy bien conservado y con una limpieza impecable, por lo que nuestra primera impresión cuando embarcamos fue muy positiva.

La gran sorpresa nos la llevamos cuando entramos en el camarote asignado y fuimos observando la nefasta situación de limpieza en que se encontraba, inapropiado totalmente para un barco de la categoría de Celebrity Cruises.

En primera instancia contactamos con nuestro asistente de camarote, quién reconoció el lamentable estado de la cabina y nos indicó que se realizaría una limpieza a fondo. Permitidme hacer hincapié en las palabras “limpieza a fondo” ya que en los días sucesivos iba a ser utilizada constantemente por el personal del barco. Os puedo decir que pasamos 4 días perdiendo nuestro tiempo e ilusión por el crucero esperando colas para realizar sucesivas reclamaciones en la oficina de atención al cliente y diversas conversaciones con la persona responsable de los asistentes de camarote, ya que durante esos días no conseguimos que nuestro camarote llegara a estar en un estado de limpieza aceptable. Finalmente y tras cambiarnos el asistente de camarote realizaron una verdadera limpieza a fondo.

La triste realidad es que jamás hubiéramos esperado que una naviera como Celebrity Cruises pudiera ofrecer al cliente camarotes en esas condiciones. Ni que decir tiene que esos cuatro días conviviendo con la suciedad y el polvo nos provocó problemas respiratorios, así como malestar y desilusión al tener que estar constantemente reclamando y no recibiendo una solución temprana. Por supuesto, solicitamos que nos cambiaran de camarote, pero nos indicaron que el barco iba completo, por lo que no era posible.

En los muchos cruceros que hemos realizado hemos encontrado de todo, pero la suciedad que tenía el camarote en cuestión era inadmisible y, como una imagen vale más que mil palabras, en el siguiente vídeo podéis comprobar lo que os comento.

Francisco Rodríguez

Fecha de publicación: 8 de diciembre de 2023


(Visited 59 times, 1 visits today)