Infinity-0522Desde muy temprano, mirando desde nuestro balcón veíamos que realmente nunca se hacía de noche. Ya empezamos a disfrutar de la paz que nos trasmite el mar, ese mar inmenso y azul.

La noche anterior, a pesar de nuestro cansancio, habíamos estando echando un vistazo al Celebrity Today y a toda la información que nos había dejado el asistente del camarote en la cama. Entre ellas había una hoja de cupones de descuento para los miembros del Captain’s Club (programa de fidelización), en Internet, lavandería, casino, Aqua Spa, bingo, restaurantes especiales etc.. En el Celebrity Today, habíamos visto que a las 10:30 am habría una visita a las cocinas del restaurante Trellis para que conociéramos a los chefs y todos los entresijos de las mismas. Afortunadamente el tour también se ofrecería en español.

Normalmente los días de navegación suelen ser muy intensos en sus actividades por lo que tuve que dejar de disfrutar de mis vistas del mar para subir al buffet, el Ocenaview Cafe, a desayunar y estar a punto en el inmenso salón del restaurante Trellis para nuestro tour.

La visita entre bambalinas fue muy rápida pero intensa, nos dió tiempo de informarnos de todas las curiosidades sobre los platos que cada noche veíamos en nuestra mesa…

Después de la visita nos dirigimos a la zona central de la planta 4, Martini Bar, porque habíamos leído que harían una exposición de comida de los distintos restaurantes de especialidades… Imaginaros que explosión de colores y olores. ¡¡¡¡Fantástico!!!!

No pudimos quedarnos admirando semejante obra de arte, porque os aseguro que esta exposición gastronómica lo era, ya que queríamos tomar fotos de todas las estancias del barco y empezar a conocer todos sus rincones, aprovechando el día de navegación y siendo sabedores de que cuando llegáramos a los destinos y empezaran las excursiones sería más difícil hacerlo. Además todos aquellos miembros de Captain’s Club estábamos invitados por el capitán a un lunch, donde acudirían todos los altos cargos de la tripulación, en el Costellation Lounge, la discoteca del Infinity

 

Infinity-1023Infinity-1004Infinity-1017Infinity-0992

Cuando llegamos y después de enseñar nuestra tarjeta demostrando que éramos miembros del Captain’s Club, pudimos ver diferentes mesas con una fantástica presentación de comidas de distintas especialidades, japonesas, carnes, creps… acompañadas de un surtido de bebidas, vinos, cervezas, cóckteles, etc.., que los camareros servían constántemente en las mesas. Como postre, crepes, dulces de todas clases y sabores, y una magnífica fuente de chocolate dispuesta para bañar todas las exquisitas frutas expuestas … una delicia!!!

Todo esto escuchando una estupenda música en directo que se encargaron de amenizar los excelentes músicos del barco… Todo un lujazo. Nos quedamos gratamente sorprendidos por el despliegue organizado para este evento.

Después de beber y comer semejantes manjares, lo único que pudimos hacer fue dirigirnos al camarote para descansar un rato ya que esa noche tendríamos la primera cena del brindis del capitán, y queríamos estar espabilados para la ocasión….

 

Infinity-0004De todas maneras teníamos pendiente un asunto en el comedor del restaurante Trellis, ya que al tener ya un grupo formado con nuestro compañeros españoles queríamos compartir nuestras cenas juntos y sobre las 6:00pm nos dirigimos hacia allí para comentarlo al maitre. En ese día, al ser tan especial, le fué imposible pero si nos prometió realizar el cambio al día siguiente.

Viendo que nos quedaba tiempo para darnos un baño antes de la cena decidimos ir a la piscina de adultos, la piscina cubierta y salada del Infinity… Allí coincidimos con algunos de los amigos que habíamos hecho desde Sevilla y estuvimos cambiando impresiones sobre la experiencias que cada uno había tenido de nuestro primer día de navegación…

Ya estábamos engalanados y dispuestos para la primera cena del capitán y digo primera porque normalmente en los barcos cuando la estancia es de 10 noches, lo normal es que tengan otra noche más…

Disfrutamos mucho, lo único es que estuvieron algo más apurados porque normalmente cenamos en menos tiempo pero en esta ocasión la cena se demoró por dos largas horas. Nada más terminar nos dirigimos la teatro. Al tratarse de una noche tan especial nos ofrecieron unas copas de vino en la entrada y tras la presentación de los oficiales de alto rango, comenzó lo que sería un maravilloso espectáculo interpretado por las estrellas del Infinity, sus bailarines y cantantes, en el que representaron una mezcla de actuaciones temáticas de diversos paises. Una vez finalizado el espectáculo charlamos con nuestros compañeros españoles un rato y nos fuimos a dormir porque en unas horas nos esperaba Oslo

Fecha de publicación: 9 de agosto de 2013

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *