Dublin 1Dublín, tiene un largo historial de ocupación por diferentes conquistadores. Originalmente fue un asentamiento de los vikingos en el siglo IX y tiene en su haber más de 1.000 años de antigüedad.

Su ambiente es el de una pequeña ciudad que está anclada en su pasado. Desde la fachada de piedra de Trinity College hasta la magnífica catedral de St. Patrick, podría hacer pensar que Dublín está profundamente enraizada en su historia. Pero es mucho más que esto, esta acogedora y cosmopolita ciudad es segura y muy enérgica.

Como cada mañana mi nariz permanecía pegada al cristal de mi balcón para poder disfrutar de la entrada del Royal a nuestra siguiente escala. El barco llegó a las 08.30am y a esta hora ya habíamos desayunado con rapidez para, sin más demora, bajar a La Piazza a reunirnos con nuestros amigos de viaje…. Una vez todos juntos, empezamos a ver las diferentes posibilidades que teníamos para llegar al centro de Dublín y comenzamos a barajar entre todos cada una de ellas.

Princess ponía a disposición de los pasajeros lanzaderas para el traslado desde el barco al centro de la ciudad, al precio de 8 dolares por persona y trayecto, pero nosotros queríamos saber que otras opciones teníamos para elegir, así que al desembarcar nos dirigimos a la oficina de turismo que estaba situada justo a la salida del barco, frente al mismo. El señor que se encontraba allí nos indicó que dirigiéndonos a la izquierda, aproximadamente a 1km era posible coger el autobus 53 que nos llevaría al centro. Haciendo caso a estas señas empezamos a andar y andar y andar, sin encontrar por ningún sitio donde estaba la parada del dichoso autobús. Continuamos unos 10 minutos más hacia la izquierda hasta salir del puerto y, cruzando la calle, por finnnnnnnnn llegamos a la parada del tranvía que se encontraba justo al otro lado de la calle. A mi particularmente se me hizo larguísimo el trayecto, por lo que aconsejo que vayáis con el autobús del barco…

En fin, continuando con nuestra excursión, una vez subidos en el tranvía que tarda unos 15 minutos, llegamos al centro, una larga calle con mucha vida y llena de tiendas por todos lados… Mi primera intención era quedarme a ojear con detenimiento la zona, ya que soy una amante de las tiendas, pero decidimos que veríamos antes otros lugares de interés.. El precio del tranvía es 2,20 euros por persona y trayecto.

Desde allí nos dirigimos andando y disfrutando de las vistas de Dublín hasta la plaza del ayuntamiento, donde se encontraba el punto de encuentro de la excursión en español con Sandemans, excursión que habíamos contratado previamente desde España.

Para comenzar, María, nuestra simpática y amable guía, nos hizo pasar al interior del antiguo ayuntamiento donde nos dió una charla de una media hora, en la que nos contó de forma resumida la historia de Irlanda. Una vez terminada la misma nos indicó que nos mantuviéramos juntos y la siguiéramos. De esta manera nos dirigimos al Castillo de Dublín y sus jardines. El castillo está en el centro de la ciudad y fue utilizado a lo largo del tiempo como asentamiento vikingo, tribunal de justicia, etc… Actualmente celebran recepciones estatales.

Una anécdota que nos contó nuestra guía María sobre la estatua de la justicia que se encuentra en el patio de la entrada, es que esta estatua fue vista como un desaire por algunos dublineses, porque la figura se encuentra de espaldas a la ciudad y lo tomaron como un símbolo de falta de justicia. Además la propia balanza que posee, con tanta lluvia que cae en Dublín, hacía que la balanza se inclinara a un lado más que a otro, por lo que terminaron por perforar un agujero en la parte inferior de cada plato de la balanza, para dejar que el agua drenara y así restablecer el equilibrio.

 

Dublin 2 Dublin 3 Dublin 4 Dublin 5

Posteriormente nos llevó a visitar el poblado vikingo contándonos unas interesantísimas historias sobre este pueblo. También nos llevó a un lugar donde había una representación en el suelo de un hogar vikingo y donde nos explicó como estaba ubicado cada lugar de la casa. Realmente estos detalles no los aprecias si no llevas guías. Continuamos callejeando mirando con interés todo lo que nos explicaba María escudriñábamos cada rincón por el que pasábamos hasta que llegamos a Temple Bar, una de las zonas más famosas de Dublín. Allí se concentra la vida nocturna de la capital de Irlanda. Nos paramos en un pub para tomar un refrigerio o un café y dar un poco de descanso a nuestros pies… Una vez finalizamos este refrigerio continuamos hasta Trinity College, una de las mejores y más antiguas universidades del mundo. Por sus aulas han pasado algunos aventajados alumnos que se convertirían a lo largo del tiempo, en grandes personalidades, como Samuel Beckett, Bram Stoker, Oscar Wilde o Edmund Burke. Después de que María nos explicara todo sobre esta universidad nos dirigimos a ver la estatua de Molly Malone. Este personaje inspiró una canción muy popular de Irlanda, casi un himno, en donde se narra la historia de una pescadera que llevaba un carro de mejillones y berberechos de día pero que se prostituía de noche. Murió de una fiebre en plena calle pero aún no se tienen pruebas de que el personaje existiera, Ahí finalizó la visita que duró unas 4 horas.

Ya estábamos libres para poder continuar nuestra visita a Dublín por lo que decidimos seguir los consejos de María y volvimos a Trinity College para visitar la biblioteca, que posee la mayor colección de manuscritos y libros impresos de Irlanda. Una vez dentro pudimos comprobar las numerosas estanterías de madera antigua llenas de libros, la vitrina de cristal donde se encuentra el arpa más antigua de Irlanda y numerosos bustos de diferentes personalidades. Su coste fue de 10 euros por persona. Nos pareció cara, a pesar de que parecía que estuvieramos inmersos en el mundo de Harry Potter. No vimos que mereciera la pena para el coste de la entrada…

Después de esta visita proseguimos nuestra excursión hacia la catedral de San Patrick. Esta catedral constituye la mayor iglesia de Irlanda. Fue erigida junto a un pozo en el que San Patricio bautizó a los conversos alrededor del año 450 y fue construida en honor del santo patrón de Irlanda.

Estuvimos largo rato sentados en sus jardines verdes y frondosos admirando su fabulosa estructura. Mientras nos tomábamos este descanso decidimos que ya habíamos visto bastante de esta ciudad y comenzamos a buscar un taxi que tardamos un rato en encontrar, ya que éramos 8 y era muy difícil encontrarlo para todos, pero finalmente cuando ya casi desistimos de seguir buscando encontramos uno que nos cobró 22 euros hasta el puerto, por lo que salimos a 3 euros por persona, muy barato y cómodo sin duda. No pensábamos volver de otra manera después del lote de andar que nos habíamos dado para llegar a la ciudad… Os recuerdo que el coste de la lanzadera de Princess era de 8 euros. En esta ocasión nos salió más rentable…

Como cada tarde, quedábamos en el buffet para tomar un almuerzo ligero y charlar sobre lo que habíamos estado viendo a lo largo del día… Un vez más quedábamos para ver partir nuestro barco y dejar atrás otra maravillosa escala de la isla…

 

Dublin 6Lugares de interés:

  • Almacén de Guinness: Es la atracción de visitantes número uno de Irlanda y cuenta la historia de la cerveza negra. La fábrica de cerveza de St. James’s Gate, fundada en 1.759 en Dublín por Arthur Guinness, es hoy en día la mayor fábrica de cerveza negra.
  • Visitar un pub: Dublín tiene aproximadamente 1.000 pubs y varios centenares de tipos de cerveza.
  • Castillo de Dublín: Fue la sede del gobierno británico en Irlanda hasta 1.922. Sirvió para un gran número de roles a través de los siglos, y llegó a ser la primera y más importante Residencia Real. Representa una de las más antiguas arquitecturas sobrevivientes de la ciudad, con su torre del siglo XIII.
  • Catedral de St. Patrick: Es la iglesia más grande de Irlanda. Se dice que fue el primer sitio cristiano donde St. Patrick bautizaba a los conversos en Dublín. Hoy es la catedral nacional de la iglesia de Irlanda (iglesia de la comunión anglicana) y también sirve como una atracción turística popular en Irlanda.
  • Glendalough: Se trata de un conjunto monacal situado en el condado de Wicklow en Irlanda. El conjunto monasterial fue creado por San Kevin en el siglo VI continuando su labor monástica hasta la disolución de los monasterios en 1539.
  • Trinity College: Es la universidad más antigua de Irlanda y una de las mejores universidades del mundo. La biblioteca del Trinity College contiene el libro de Kells.
  • Causey Farms: Esta finca propiedad de una familia, se encuentra en el centro de las ricas praderas de Irlanda. En ella se crían ovejas y ganado y también tienen una pequeña manada de ponies Connemars, se sitúa en Navan en County Meath.
  • Powerscourt: Es una de las propiedades campestres más hermosas de Irlanda, en sus terrenos se encuentra la cascada más alta de la isla y se situa en las montañas Wicklow.

Fecha de publicación: 16 de agosto de 2015

2 thoughts on “Dublín

  • 31 marzo, 2016 a las 17:10
    Enlace permanente

    Hay Marian, que recuerdos me has hecho tener, no estuve en crucero, si no fui en avión a ver a mi hija cuando estuvo allí una temporada, me gusto un montón una ciudad muy cómoda y con mucha vida.

    Responder
    • 31 marzo, 2016 a las 18:44
      Enlace permanente

      Hola Elena..
      Me alegro mucho que mi relato te haya teletransportado a esta preciosa ciudad que está llena de vida e historia… De eso se trata y de ayudar al que no la conozca.
      Un saludo
      Marian.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow buttonVisita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+