En este apartado podrás contar cualquier anécdota que te haya podido ocurrir durante un crucero, divertida o no tanto.

7 thoughts on “Anecdoteca

  • 15 Septiembre, 2015 a las 17:55
    Enlace permanente

    Empezaré esta sección contando unas de mis anécdotas.

    De regreso a Barcelona de uno de nuestros cruceros por el mediterráneo en el Adventure Of The Seas, mi hija divisó a lo lejos algo flotando y fuimos a verlo rápidamente.
    Desde la cubierta del barco y desde tan lejos, empezamos a hacer conjeturas, parece una ballena, o una horca o una gran bolsa… en fin, que ni idea de lo que podía ser aquello..
    Justo ya era la hora de la cena por lo que dejamos de mirar a lo lejos para dirigirnos al comedor.
    A mitad de la cena el barco se paró y al momento vemos que tooooodo el pasaje se va hacia un lateral del comedor a mirar por las ventanas. Como es normal nosotros también…
    Un shuttle se dirigía a lo que mi hija había visto anteriormente, estábamos todos espectantes, pero decidimos seguir cenando viendo que no podíamos ver que ocurría..Al pasar un rato, por megafonía nos dijeron que se habían parado para auxiliar a una patera, eso era lo que se veía a lo lejos, por lo que en cuanto la rescataron seguimos nuestro camino… Eso sí, sonando la sirena toda la noche……
    A pesar dela demora el barco llegó a las 5:00 de la mañana como estaba previsto.
    Fue una experiencia que nunca imaginé que tendría.

    Que os parece, os animais a contar la vuestra???

    Responder
  • 15 Septiembre, 2015 a las 18:40
    Enlace permanente

    Nosotros en nuestro primer crucero, en el NCL Epic, entre Corcega y Cerdeña pudimos vivir un rescate desde un helicóptero de la Marina Italiana de un pasajero enfermo. Fue expectacular, el barco aminoró la marcha sin llegar a detenerse. Os podéis imaginar la terraza, estaba absolutamente llena.

    Responder
    • 16 Septiembre, 2015 a las 11:56
      Enlace permanente

      Hola Toni!!!
      Desde luego que tuvo que ser espectacular!!! como de película vamos…
      Es muy impactante todo lo que tenga que ver con salvar vidas…
      Muchas gracias por tu anécdota. Si tienes o conoces alguna más, no dudes en contárnoslas.
      Un saludo.

      Responder
  • 15 Septiembre, 2015 a las 19:20
    Enlace permanente

    U la, yo he tenido varias, pero ahora os contaré una de las primeras. Era nuestro primer crucero, en el New Flamenco, año 2007. Viniendo de Túnez a Barcelona, era la noche de gala, el barco se movía muchísimo. Viajaba con mi madre en el camarote y en otro, iban mi hermana y una amiga mía. Todas poniéndonos guapas, mi madre había ido a la peluquería, se dejó un pastón. Cuándo estaba con sus mejores galas y con sus collares de perlas, se puso a morir, mareadísima, a pesar de sus buenas biodraminas. La dejé acostada y fui a cenar. El comedor estaba casi desierto, volví varias veces a ver que tal estaba y en la última, caí yo, y mi hermana también, la única que sobrevivió fue mi amiga. Estuvimos malísimas toda la noche y casi todo el día siguiente. Juramos que no volveríamos a embarcar……y no hemos parado de hacerlo. Eso no quita que fue algo totalmente horrible.

    Responder
    • 16 Septiembre, 2015 a las 11:53
      Enlace permanente

      Hola Nuria!!!!
      Que mal se pasa en esos momentos de mar movida, ufffff. Pero es lo que tú dices, se jura y perjura que nunca más embarcarás, y
      finalmente te engancha tanto que no puedes dejar de hacerlo.
      Yo me puse malísima en el primero y dije que de muestra un botón, que nunca más.. Y mira ya llevo 20.
      Gracias guapa por tu anécdota, esperamos que nos cuentes todas las demás, que serán muchas seguro.
      Un abrazo!

      Responder
  • 12 Noviembre, 2015 a las 20:52
    Enlace permanente

    En un Crucero por Asia, en noviembre de 2009, en el Costa Allegra (ya cascadito el pobre), estábamos una noche cenando en nuestra magnífica mesa de 8 (maravillosas personas como todas las que siempre he conocido) y nos dimos cuenta de lo inclinado que estaba el barco ¡¡viendo el nivel “que se supone recto” de nuestras bebidas!!.

    ¡¡Asustaba!! … así terminó como terminó el pobre Costa Allegra

    Responder
  • 12 Noviembre, 2015 a las 21:04
    Enlace permanente

    En mi último crucero fuimos con otro matrimonio amigos, y entre Tanger y Casablanca había una niebla tan espesa que el buque noo paraba de hacer sonar la sirena y yo escuche varias veces la puerta del camarote de mis amigos pero no le di más importancia.Al día siguiente le preguntó a mi amiga que le paso y me contestó que se asustó al oír la sirena se puso el chaleco salvavidas y se salió al pasillo all ver que no vio a nadie se volvió al camarote pero paso casi toda la noche pegada a la mirilla por si la gente salía corriendo. Al día de hoy aún continuó riendome.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow buttonVisita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+