El fundador de Virgin inaugura su empresa de navíos, cuyo primer barco navegará por el Caribe en 2020 y será una experiencia solo para adultos.

Que Richard Branson es un empresario ambicioso es bien sabido. Virgin empezó como un sello discográfico, y hoy Virgin Group participa en más de 400 compañías (desde una cadena de gimnasios a una compañía de telefonía móvil). Ahora este caballero de la Orden del Imperio británico se embarca en un nuevo negocio: la construcción de grandes navíos para cruceros destinados a adultos. Este martes, el carismático millonario y filántropo presentó su proyecto. Y aunque el primero de los tres barcos no va a hacerse a la mar hasta 2020, la web oficial de Virgin Voyages ya ofrece pre reservas por 500 dólares.

Desde el astillero Fincantieri en Génova (Italia), sir Richard Branson y el presidente y director ejecutivo de Virgin Voyages, Tom McAlpin (antiguo presidente de la compañía de cruceros de Disney), organizaron un Ship Tease donde se revelaron detalles clave sobre lo que pueden esperar los futuros navegantes. Además, aprovecharon la presentación para celebrar la colocación de la quilla para el primer barco, que marca el comienzo de su construcción. A ellos se unieron el presidente de Bain Capital, Stephen Pagliuca, y Alberto Maestrini de Fincantieri, para soldar monedas ceremoniales en la quilla para la buena suerte y una navegación fluida.

Quien tiene como uno de sus principales objetivos los viajes espaciales para turistas, apareció en escena al más puro estilo Virgin: en una grúa a más de 60 metros de altura. Un anuncio que estuvo amenizado con Boy George como DJ —el sello Virgin ayudó en su momento al lanzamiento de la carrera del cantante británico—. “Este barco será el más reconocible que navegue los siete mares, y ofrecerá una experiencia irresistible para los navegantes. También nos comprometemos a garantizar que nuestra tripulación sea la más feliz en el mar y que se enorgullezca de navegar con nosotros”, dijo Branson, que prefiere llamar a sus futuros clientes “navegantes” en vez de “pasajeros”.

La experiencia del primer crucero será “Adult by Design”, lo que significa que quien se vaya a subir al barco deberá tener al menos 18 años. Según el comunicado de la compañía, “la decisión fue impulsada por los comentarios de futuros navegantes y profesionales de viajes, que buscan una experiencia más elevada y de primer nivel”.

El diseño de las embarcaciones estará inspirado en yates de lujo, y la idea de la compañía es que las experiencias de día sean tan importantes como las actividades nocturnas. El diseño: los colores distintivos de Virgin en un casco gris plateado, con toques distintivos de rojo, vidrios ahumados y una sirena diseñada por el artista británico diseñada por Toby Tinsley adornará los lados de un barco con más de 270 metros de eslora. Según ha prometido Branson, “será el más reconocible de los siete mares”….

 

Leer la noticia completa

Fuente: elpais.com


Únete a mis grupos de Facebook

 


Richard Branson inaugura su empresa de cruceros
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *