Quedan pocos días para que llegue el Año Nuevo, 2017 nos dejará en Nochevieja con las tradicionales doce campanadas acompañadas de uva y cava.

Siempre hay muchas opciones para pasar esa noche, la mayoría lo hará con amigos o con la familia, pero hay propuestas originales para todos los gustos, desde cenas-espectáculo hasta dormir en un iglú.

Para los que todavía no han escogido dónde pasar la noche, o para los que necesitan ideas, aquí os dejamos una lista con algunos ejemplos, si os queda lejos o ya no hay disponibilidad, seguro que podréis encontrar una alternativa similar cerca para empezar el año con buen pie.

En la nieve

Pasar una noche en un Iglú a 2.350 metros de altura es posible en Grandvalira, Andorra. El Hotel Iglú Grandvalira se encuentra inmerso en plena naturaleza y ofrece unas vistas impresionantes.

Está construido totalmente de nieve y consta de cinco habitaciones estándar con capacidad hasta seis personas. Además, dispone de bar, terraza, restaurante, zona spa con dos jacuzzis, sauna y duchas.

Y para los amantes de los deportes de invierno, Grandvalira es la estación más grande del sur de Europa, con 210 kilómetros esquiables repartidos en 118 pistas de diferentes dificultades. Un paraíso blanco.

Desconexión total

Para los que huyen del ruido de estas fiestas y prefieren pasar una noche en harmonía, La Hospedería del Silencio, en Robledillo de la Vera (Cáceres), ofrece, además de alojamiento en cabañas, actividades para desconectar y pasar un fin de año diferente, con clases de crecimiento personal, paseos por el bosque de la sierra de Gredos, yoga, comida sana… pensando en uno mismo.

Noche de miedo

Algunos quieren experimentar lo que es el miedo y no pueden esperar a Halloween, pues hay opciones para Nochevieja que combinan esta fiesta y las historias de terror, como en el Hotel Cluedo, en la localidad de Pareja (Guadalajara).

Se trata de un complejo rural temático de 12 habitaciones situado sobre el pantano de Entrepeñas. Además de alojamiento y cena, se incluye la actividad de descubrir a un asesino a través de una historia y sus pistas, para luego acabar divirtiéndose en la discoteca.

A tan solo una hora de Guadalajara, se puede visitar la ciudad y contemplar su patrimonio arquitectónico: el palacio del Infantado, el torreón de Alamín, iglesia y cripta de San Francisco, entre otros bienes, o bien tapear por las calles de su casco antiguo.

Entre bambalinas

Nada mejor que divertirse con un espectáculo, y en la Gran Vía de Barcelona, en el teatro Coliseum, se ofrece una función con la mejor música disco de los años 70, The Hole Zero, además de risas, acrobacias, copas hay una cena especial para Nochevieja.

Barcelona es un reclamo por sí sola, así que, al día siguiente, se puede visitar la ciudad paseando por la emblemática Rambla, observando los edificios modernistas de Paseo de Gracia, acercándose a los puestos callejeros de juguetes y regalos que se ubican por Navidad en la Gran Vía, sin olvidar tomar un vermú en la calle Parlament, o una paella en el barrio de la Barceloneta.

En inglés

Ir a Londres en Navidad siempre es un auténtico placer, sobre todo para fin de Año, el conocido London Eye es el centro de atención por el increíble espectáculo de fuegos artificiales que tiene lugar, después de las doce campanadas que suenan en el Big Ben, sobre el Támesis. El espectáculo se puede ver desde distintos puntos de la ciudad, pero sobre el río hay que comprar entrada.

Al día siguiente no hay que perderse el New Year’s Day Parade o Desfile de Año Nuevo que recorre las calles de la urbe.

Tomando el sol

El sur de Tenerife puede ofrecer unas temperaturas por encima de los 20º durante esta época, quizás no sea un calor sofocante, pero será suficiente para ponerse moreno en sus playas de arena blanca y aguas turquesas. Además, el volcán del Teide es su máximo atractivo con sus paisajes de aspecto lunar.

Para empezar el año, nada mejor que acercarse a la plaza de la Candelaria de Santa Cruz, donde se celebran las campanadas y tiene lugar una espectacular exhibición pirotécnica después. También hay música en directo hasta la madrugada.

Sabores nuevos

Muchos restaurantes preparan un menú de Nochevieja especial, para todos aquellos que no deseen cocinar y no quieran quedarse en casa. Porqué no aprovechar ese día para degustar sabores nuevos o poco conocidos.

Madrid está lleno de locales con sabores de todos los países, solo hay que escoger el que más nos guste, con aires mexicanos: tacos, enchiladas, chiles, totopos… como en La Mordida, o Las Mañanitas, o más sofisticado con El Mamita, o con gusto peruano de ceviches, ají, anticuchos en el Pisco 41 o el Inca.

No hay que dejar pasar la ocasión de recorrer por la conocidísima Gran Vía madrileña, pasear hasta plaza Mayor, una zona ideal para ir de tapeo, dar una vuelta por el parque del Retiro y ver el atardecer en el templo de Debo, entre otras muchas actividades que ofrece la capital.

A bordo de un minicrucero

Un crucero fluvial por el Sena es lo que nos proponen algunas compañías de barcos para pasar el fin de año en París. Bateux Mouches , Diamant Bleu, Bateaux Parisiens son algunos ejemplos. Mientras se visitan los lugares más emblemáticos de la ciuda, al anochecer, se sirve una cena especial con música para bailar.

Sus grandes avenidas, su excelente gastronomía, el alumbrado de los Campos Elíseos, la Torre Eiffel,…

 

Leer la noticia completa

Fuente: www.lavanguardia.com


Únete a mis grupos de Facebook

 


 

(Visited 1 times, 1 visits today)
Organiza un fin de año original….
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable Marian Romero
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://loscrucerosdemarian.com/aviso-legal/.