Rhapsody-032Empecé mi tercera aventura griega con mi hija Angie cogiendo el vuelo desde Sevilla con destino al aeropuerto de Fuimiccino, ya que nuestro barco saldría desde Civitavecchia.

La aerolínea elegida por buen precio fue Ryanair con la que tuvimos un buen vuelo.

Una vez aterrizadas y después de recoger las maletas, buscamos el cartel de Royal Caribbean ya que después de hacer muchas cuentas y viendo los pros y contras, consideré que era lo más cómodo y seguro, para llegar a tiempo a la terminal de cruceros, teniendo además un precio similar a otras opciones.

El precio del shuttle que pone la naviera es de 55€ por persona, pero merece la pena ya que por el horario en el que zarpaba nuestro barco, vimos que era muy complicado ir de otra manera.

Estuve mirando taxis con un costo de 125€, coches alquilados también 125€, autobuses 4€ hasta la estación de Termini y una vez alli teníamos que coger un tren por 15€ hasta la estación de tren de Civitavecchia, donde debíamos buscar el autobús que lleva a la zona externa del puerto y coger el shuttle que finalmente nos llevaba a la terminal de cruceros. Eso era lo más tedioso y no teníamos seguridad de llegar a tiempo, por lo que viendo que los precios eran similares y nos dejaban en la puerta del barco, decidí hacerlo con Royal Caribbean, de lo cual nos alegramos enormemente..

Pues como decía, el personal de Royal nos esperaba en el aeropuerto y nos indicaron que nos dirigiéramos a la salida y desde allí nos llevaron al autobús.

Salimos más tarde por esperar a los pasajeros de otro vuelo, pero puedes estar tranquila, porque al ir con el transfer del barco, te aseguras que te esperan. Llegamos a las 12:30h al aeropuerto y salimos a las 14:30h…

Después de una hora de camino, que es lo que dura el trayecto hasta la terminal de cruceros, llegamos a nuestro destino, el Rhapsody of The Seas.

La atención de los miembros de Royal Caribbean, siempre muy amable…

A continuación os dejo las impresiones de mi hija Angie sobre el barco.

 

Rhapsody-070 Rhapsody-054 Rhapsody-042 Rhapsody-028

Mis impresiones del Rhapsody of The Seas, por Angie Rodríguez.

Tengo que decir que, de antemano, llevaba muy pocas expectativas con respecto a este barco. Pensar en un barco relativamente antiguo me hacía creer que la calidad o el cuidado del barco iba a decepcionarme, pero fue todo lo contrario.

No se si mi sorpresa fue mayor por la idea preconcebida que llevaba pero me encantó todo lo que vi desde el primer momento.

El motivo por el que elegí este crucero fueron principalmente las fechas, el itinerario y la naviera, ya que soy fan incondicional de Royal Caribbean, entre otras cosas porque el primer crucero que hice fue de esta compañía.

Llegamos a Roma desde el aeropuerto de Sevilla y nos recogió el Transfer de Royal Caribbean que, aunque no fue barato, era la mejor opción por tiempo y comodidad, ya que se tarda una hora aproximadamente en ir de Fiumicino a Civitaveccia.

Una vez llegamos a la terminal, hicimos el check-in y nos dirigimos a nuestro camarote, aunque era interior tenía unas dimensiones bastante buenas para dos personas, todo super nuevo y cuidado y el baño en proporción. Era un camarote sencillo pero cómodo, con dos camitas, tocador, tv plana de unas 32 pulgadas y un sofá que es muy útil para dejar ropa y maletas. El armario es para dos personas, así que en triple y cuádruple supongo que serán mas amplios.

En cuanto soltamos las mochilas nos fuimos a recorrer el barco. Tengo que destacar lo colorido, cuidado y limpio de todas las estancias del barco.

Tiene 3 restaurantes de especialidades, el japonés Izumi, cocina asiatica con precios a la carta, el restaurante italiano Giovanni Table 25$/persona, el Shop Grill con los mejores cortes de alta mar por 35$/persona. También puedes disfrutar de estos 3 restaurantes con una oferta de 70$ para poder probar cada uno de ellos con un precio inferior a si los escoges de manera individual. Y finalmente la Chef´s Table, cena exclusiva con diferentes tiempos presentada por el chef y el sommelier que tiene un cargo de 70$/persona.

Nos hubiera gustado conocer el restaurante japones en particular, pero la comida del buffet y del restaurante principal es especialmente buena, y nos daba mucha pena perder la oportunidad de cenar en el restaurante que está incluido en el precio.

En el Rhapsody of The Seas disponemos de 3 bares principales, The Schooner Bar, típico bar marinero, donde mantiene el ambiente de los cruceros de hace 30 años, el Shall We Dance, bar muy grande con escenario donde aparte de actividades con los animadores, tocan en directo música y hacen karaokes. Este fue el bar donde nos hicieron la recepción de los socios del Crown and Anchor.

En el bar Shall We Dance se encuentra una zona exclusiva para los socios Diamond, donde solo se accede con una tarjeta especial.

Otro de los bares, y en mi opinión el mejor, es el que se encuentra en el Centrum del barco, el eje central, punto de encuentro y donde cada noche podíamos escuchar música en vivo y participar en las fiestas temáticas del barco, o los concursos y quizz que organizaban. Es una zona que durante el día esta llena de luz, ya que los barcos de la clase Vision pueden presumir de tener una cúpula que ofrece luminosidad y esplendor a la zona central del barco. Todas las cubiertas disponen de balcones que apuntan al Centrum lo cual da mucha sensación de amplitud.

 

Rhapsody-030 Rhapsody-037 Rhapsody-025 Rhapsody-013

Situado en las cubiertas 4 y5 encontramos el Teatro, muy grande, con un diseño super bonito que recomiendo visiten fuera del horario de actuaciones para ver lo bonito que es, y donde cada noche hemos disfrutado de los espectáculos, pudiendo destacar a un chico de USA que cantaba increíble, Bruce, donde nos interpretó los mejores éxitos de la música y luego nos recibió a la salida para hacernos fotos y autógrafos. Ademas de un gran artista fue super amable y simpático.

Si cruzais desde el teatro os encontráis con el Casino, uno de los pocos puntos del barco donde se puede fumar.

Tiene de todo, maquinas tragaperras, blackjack, poker… Dispone de una decoración muy bonita y llamativa y por la noche tiene mucha vida ya que son muchos pasajeros los que se animan a probar suerte.

En la cubierta 6 podéis encontrar las tiendas, aunque tengo que decir que hay que buscar mucho para encontrar algo que merezca la pena, ya que no le vimos el descuento por ningún lado… Solo compramos un par de cosas de plata, un anillo y un colgante típicos de Grecia .Lo demás era todo carísimo….

Otro de los puntos neurálgicos del barco esta en la cubierta 9. Allí se encuentran las dos piscinas con las que cuenta el barco, una con techo retráctil que coincide con la zona más tranquila del barco, ya que conecta con el Spa y la zona de acceso al Gym. En esta zona disponen de un bar, el Cafe Park, donde puedes comer en los horarios en que cierra el buffet. Disponen de ensaladas y exquisitos bocadillos que son para probarlos todos,  ¡¡¡riquísimos!!!. Junto a la piscina hay dos “hot tubs” como lo llaman ellos que son bañeras calientes, ya que las burbujas de los distintos jacuzzis no sabemos porqué, pero todas estaban desactivadas. Decían los rumores que eran a causa de que algunos pasajeros habían abusado del tiempo recomendado y habían tenido que quitarlo por temas de salud.

En la zona exterior se encuentra la piscina principal, con 4 bañeras calientes a los lados, las hamacas y la pantalla gigante donde ponen películas durante la tarde. En esta zona a medio día ponen una zona de barbacoa y también durante la fiesta al aire libre.

Cruzando cubierta llegamos al Windjammer, el buffet del Rhapsody of The Seas. El buffet, en tamaño, es pequeño comparado con otros barcos mas grandes que conozco, pero tiene mucha más calidad y esta mejor distribuido; al tener una disposición de  islas es mucho mas cómodo coger cada cosa y esta todo organizado. Aunque cada día repetían ciertas cosas básicas como pasta o hamburguesas, también variaban en el resto para que hubiera comida para todos los gustos,

Uno de los días, a causa del cambio de itinerario que tuvieron que hacer, nos sorprendieron con una gran tarta con el mapa de Italia y una apple pie gigante que estaba espectacular!!!.

 

Royal Caribbean Rhapsody of The Seas-023Lo único malo eran los horarios del buffet, ya que cuando volvíamos de las excursiones siempre está cerrado, porque cierra de 15.00h a 18.00h y teníamos que ir al Cafe Park a por unos bocatas.

Por las noches después de nuestras cenas en el restaurante principal Edelweiss, donde habíamos escogido la opción “my time dinnig”, normalmente disfrutábamos de la música en vivo de los diferentes bares, pero a partir de las 00.00h la zona mas animada, según que noche, era la discoteca Viking Crown, situado en la cubierta 11 al que solo se puede acceder por los ascensores centrales del barco y junto al que se sitúa el restaurante japonés,

Esta discoteca es una de las zonas más bonitas del barco, ya que dispone de una cristalera circular que de te ofrece unas maravillosas vistas de la piscina y el mar, y la decoración con lamparas de burbujas da mucha luminosidad a la estancia. Todo muy cuidado.

Aunque no disfrutase de otras zonas porque no suelo acceder a ellas, hay que saber que el barco también dispone de pista de jogging, rocódromo y la zona infantil, el Adventure Ocean, un clásico en todos los barcos de Royal Caribbean.

Como resumen tengo que decir que aunque es un barco relativamente pequeño tiene de todo, muy bien ubicado y de fácil acceso. Me me ha sorprendido lo bonito y nuevo que esta todo, además de la perfecta distribución. El servicio ha sido excelente, especialmente el de los camareros del restaurante, Frank e Ida, que nos hicieron sentir como reinas, y la calidad de la comida inmejorable, todo fresco y de alta calidad. No vimos comida reciclada en ningún momento…

Volveré a Royal Caribbean siempre que pueda…

Fecha de publicación: 11 de noviembre de 2015

4 thoughts on “Mis impresiones del Rhapsody of The Seas

  • 13 noviembre, 2015 a las 6:51
    Enlace permanente

    hola me llamo Nara y me gustaria saber los valores de un crusero
    tres dias y para navidad o año nuevo
    muchas gracias

    Responder
    • 14 diciembre, 2015 a las 15:25
      Enlace permanente

      Hola Nara,
      eso lo puedes mirar en el enlace de Rumbo que tengo en mi web, ahí encontrarás toda la información.
      Un saludo.

      Responder
  • 21 julio, 2016 a las 19:11
    Enlace permanente

    Muchas gracias por la información , hemos viajado con Royal en otras ocasiones en barcos mas grandes y al elegir la ruta para este verano , dudamos un poco por el barco …al final embarcamos el próximo 15 de agosto y nos han entusiasmado vuestros comentarios !!!
    Un saludo !!

    Responder
    • 22 julio, 2016 a las 8:07
      Enlace permanente

      Hola Gemma.
      De nada! te va a encantar!
      Que lo disfrutéis mucho…
      Un saludo.
      Marian.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow buttonVisita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+