Estábamos a punto de adentrarnos en una ciudad llena de encanto y a la vez de increibles historias de terror y misterios. Donde se cuenta que al caer la noche los fantasmas se niegan a abandonar sus calles.

Ubicada en la costa este de Escocia, a orillas del fiordo del río Forth es la capital de Escocia desde 1437 y sede del gobierno escocés.

Es el corazón político, comercial y cultural de Escocia, contando con un magnífico emplazamiento geográfico, alzándose sobre los llanos como una espectacular atalaya. Es a la vez historia y modernidad. Cuenta con románticos castillos y con muestras de arquitectura y áreas comerciales de primer nivel. Alberga, además, el mayor festival artístico del mundo, el anual Festival de Edimburgo.

Es la segunda ciudad más grande de Escocia tras Glasgow. Y la más visitada del Reino Unido después de Londres.

Como cada día, quedamos a las 08.00h, después de desayunar, en La Piazza y procedimos a coger número para embarcar en tender que nos llevaría a tierra. Realmente el tiempo de espera hasta el mismo fue rápido.

Una vez en el puerto debíamos dirigirnos hasta Edimburgo, para lo que teníamos la opción de utilizar una lanzadera al precio de 10 libras por persona ida y vuelta o bien, como fue nuestro caso, coger 2 taxis para las 16 personas que íbamos, cuyo precio habíamos acordado previamente por 25 libras cada taxi. Evidentemente si hacemos las cuentas era mucho más económico coger el taxi para los 16 que pagar la lanzadera de forma individual contando con la vuelta.

La distancia hasta Edimburgo era de unos 20 kms y tardamos aproximadamente 20 minutos en los que disfrutamos de unos maravillosos paisajes verdes…

El taxi nos dejó en Mile Street, muy cerca del punto de encuentro con el guía de Sandemans, excursión que habíamos concertado para las 10.00h desde España. En caso de ineteresaros es conveniente que lo hagáis con tiempo.

Nos encontrábamos en pleno centro de esta maravillosa ciudad, que pronto veríamos que estaba llena de numerosos rincones con interesantes historias, preciosos edificios, misterios increibles contados sentados en las tumbas de los cementerios… Dios en este instante que miedo pasé…

Después de una charla de una media hora en la que el guia nos contó un resumen de la historia de la ciudad, poniéndonos en antecedente de todos los rincones que íbamos a visitar, comenzamos el recorrido, que cubre:

  • Castillo de Edimburgo: Que se alza imponente sobre la colina de Castle Hill y es la visita turística más importante de Edimburgo.
  • Catedral de St. Giles que fue erigida sobre un antiguo santuario del siglo IX para ser consagrada al patrón de los leprosos.
  • Royal Mile: Es el nombre que recibe la avenida que comunica el Castillo de Edimburgo con el Palacio Holyroodhouse y que se sitúa en pleno corazón del casco antiguo de Edimburgo.
  • Mercat Cross: Es el punto de referencia donde antiguamente (en algunos lugares hoy en día) se instalaba un mercado cuya ubicación está marcada con una cruz o similar y que es posible encontrar en algunas ciudades y pueblos de Escocia. Hoy en día se aprecia que hay siete paredes y una puerta. En cada una de las paredes había una madera donde se llevaba a los ladrones que habían robado y se les cogía la oreja, se ponía esta oreja en la madera y el alguacil con un martillo y un clavo la clavaba en la madera. Dolor. Mucho dolor. Ahí tenía que estar el reo durante 24 horas. Cuando el guía llegó a esta parte de la historia, la mayoría de nosotros tocamos nuestras orejas con cara de “¡¡¡Oh, anda que no les dolería!!!”. Ufff un mal rato, ¿eh?.
  • Greyfriars Kirkyard (cementerio) de Edimburgo: Este rodea la iglesia de Greyfriars. Allí se cuentan escalofriantes historias que planean sobre el Cementerio de Greyfriars, como la espeluznate historia que nos contó el guía del abogado Mackenzie que llevando a cabo su tarea, condenó a todos los covenantes de Edimburgo y los encarceló en una prisión situada allí, en el Cementerio de Greyfiars. Poco después decidió ejecutarlos a todos ganándose así el nombre de ‘sangriento Mackenzie’. Tal como nos contó el guía se dice que un vagabundo que se refugió en el mausoleo despertó su espíritu y a partir de entonces empezaron a ocurrir una serie de curiosos sucesos entre los visitantes que acudían al cementerio: cortes inexplicables, mordidas, quemaduras, marcas… La historia empezo a coger fuerzas ya que ya que muchos curiosos que se acercaban al lugar decían tener una sensación extraña al estar al lado. Yo que estaba sentada en los escalones de su mausoleo dí un respingo cual atleta en forma, que me llevo a la otra punta de donde estaba situado el mismo, provocando las risas del resto de las personas que hacían el tour junto a nosotros… Me quedé bastante traspuesta depués de escuchar la historia y haberme sentado justo en los escalones. Uffff, me quedé tocada unos días…
  • Greyfriars Bobby: Conmovedora historia de Bobby… Si la fidelidad tuviese nombre, para los ciudadanos escoceses se llamaría Bobby, un perro que permaneció junto a la tumba de su amo durante 14 años hasta que terminó allí sus días falleciendo a los pies de quien había sido su amo… Los bellos de punta, el amor infinito de los animales no se compara con nada.
  • Monumento a Scott: Es una construcción de estilo gótico que se erigió en honor al escritor escocés Sir Walter Scott.
  • Los Princes Street Gardens: Fueron creados en 1820 tras drenar el North Loch y separan la Ciudad Vieja de la Ciudad Nueva.
  • Grassmarket: Está ligada a episodios de linchamiento, desórdenes y disturbios. ha sido uno de los lugares más macabros de la ciudad. De hecho, aquí tenían lugar las ejecuciones públicas sobre los patíbulos.
  • Calton Hill: Esta colina alberga monumentos y un observatorio astronómico, además de las mejores vistas de la ciudad. La gente de la ciudad la llamaban la piedra negra. Hace muchos años, esta colina fue utilizada para la quema de brujos y brujas…
  • Escuela original de ‘Hogwarts’George Heriot’s School: Una de las escuelas privadas más prestigiosas del Reino Unido, sirvió a la escritora Joanne Rowling para introducirse en el ambiente mágico de Hogwarts en la saga de Harry Potter. Pero La verdadera historia de la misma, es que el rico orfebre edimburgués George Heriot fundó el colegio a principios del siglo XVII con la voluntad de que los niños sin padre de la ciudad pudieran recibir educación gratuita y de calidad.
  • William Wallace: Hicimos una parada para descansar y el guía aprovecho para contarnos la historia de este famoso personaje. Si habéis visto la pelicula Brave Heart de Mel Gibson, podréis entender la historia de este militar que hizo frente al ejército inglés.
  • Priedra del Destino: Piedra sobre la que fueron coronados todos los monarcas escoceses hasta que los ingleses la arrebataron y se la llevaron a la Abadia de Westmister en 1296.
  • Museo Nacional: Permite al visitante viajar a través de la historia de Escocia, desde sus orígenes hasta nuestros días. Es el museo más visitado de Edimburgo.
  • Universidad de Edimburgo: Fue la cuarta universidad en establecerse en Escocia y es una de las universidades más prestigiosas del mundo.
  • Prisión de Covenanter: Prision situada al lado del cementerio. Los covenantes (integrantes de un movimiento religioso nacido en Escocia) fueron encarcelados en esta prisión por el despiadado Mackenzie. Poco después decidió ejecutarlos a todos ganándose así el nombre de “sangriento Mackenzie”.
  • Mound: Es un museo dedicado a la historia del Banco de Escocia desde sus orígenes hasta la actualidad.
  • Tron Kirk: Una iglesia presbiteriana que fue construida durante la primera mitad del siglo XVII.
  • El verdadero Dr Jekyll y Mr Hyde: Hicimos otra paradita donde el guía nos contó la historia de este conocido personaje.

Una vez finalizada la excursión continuamos la visita de la ciudad por nuestra cuenta sacando fotos y visitando todas las tiendas que encontrábamos a nuestro paso. Compramos diferentes souvenirs para nuestros hijos.

Nos paramos a fotografiarnos en el Elephan House el local que presume ser el lugar de nacimiento de la famosa saga de Harry Potter.

Continuamos nuestra excursión perdiéndonos por las calles de esta bonita ciudad fotografiando todo monumento que encontrábamos a nuestro paso, algunos de ellos detallados más adelante en el listado de lugares de interés.

Era la hora de regresar al barco, teníamos que buscar la forma de volver y decidimos que lo haríamos en taxi al igual que antes. En esta ocasión nos quedamos 8 personas, ya que nos fuimos dispersando a lo largo de la visita a la ciudad… Después de bastante tiempo buscando un taxi para 8 decidimos que sería mejor coger dos de 4 y así lo hicimos. Nos cobraron 20 euros por cada taxi por el trayecto de vuelta, que igual que en trayecto de ida tardo unos 20 minutos.

Una vez en el puerto procedimos a coger el tender que nos llevo de nuevo al Royal y nos fuímos al buffet sobre las 16.30h para almorzar.

Había sido un día muy intenso, con muchas emociones por todas las historias que nos habían contado sobre la ciudad. Yo recomiendo estos tours con guías que están empapados de las historias del lugar haciendo que te sientas inmerso en cada una de ellas…

Ciudad a la que volveré si puedo porque desde luego merece todas las visitas que se puedan hacer. Encandilada me quedé.

En cualquier caso aquí os dejo otros lugares de interés, entre los que se encuentran algunos de los visitados, para que tengáis una idea más completa de la ciudad.

 

Lugares de interés:

  • Royal Mile y Castillo de Edimburgo: Este imponente castillo domina el paisaje de la ciudad . Se encuentra situado en el límite de la histórica calle Royal Mile. Su impresionante diseño medieval no ha experimentado cambios importantes desde el siglo XVIII.
  • Calle Princess: Disfruta del animado ambiente y la belleza de la vía más popular de Edimburgo, ubicada en la zona de “New Town”. Visita las tiendas llenas de color y las boutiques de moda y descubre los numerosos cafés.
  • Palacio de Holyrood: Palacio que domina el final de la famosa Royal Mile de Edimburgo. Es la residencia oficial de la reina cuando viaja a Escocia. Sus venerados salones han sido testigos de algunas etapas turbulentas de la historia de Escocia.
  • Catedral de St. Giles: Edificio construido a partir del siglo XII con cúpula en forma de corona real y está considerada como la iglesia madre del presbiterianismo. Está dedicada a San Giles, santo patrón de Edimburgo y de los leprosos.
  • Monumento a Scott: Construcción de estilo gótico. Se encuentra situado en Princess Street y es posible subir a su cúspide a través de 287 escalones.
  • National Gallery: Edificio de estilo neoclásico, situado en Princess Street e inaugurado en 1.859, en el que se exponen innumerables obras de arte.
  • Gladstones Land: Hermosa casa construida en 1.550, que alberga objetos cotidianos y con decoración del siglo XVII, donde se puede visitar un taller artesano, y conocer el estilo de vida de una familia de ese siglo.
  • Castillo de Glamis: Se cree que el castillo, residencia real desde 1.372, está encantado. Se puede visitar Duncan Hall, famoso gracias a Macbeth de Shakespeare, recorrer las estancias reales medievales y buscar los legendarios fantasmas.
  • Georgian House: Se trata de una mansión georgiana, construida en 1.796, en la que se puede observar el estilo de vida de los ciudadanos ricos del New Town de Edimburgo.
  • Yate Real Britannia: Explora las piezas antiguas y artísticas albergadas por los excepcionales museos de Edimburgo y observa las posesiones personales de la reina en el yate Britannia, en el palacio marítimo de la familia real.
  • Stirling: Ubicada en el cruce del río Forth, ha contemplado buena parte de la tumultuosa historia de Escocia. Recorre su famoso castillo y los campos de batalla.
  • Dean Village: Lugar ubicado a escasos minutos del centro de la ciudad, donde es posible observar un pequeño punto y hermosas casas de piedra que datan del siglo XVII.
  • St. Andrews: Esta encantadora ciudad medieval, mundialmente conocida por ser la cuna del golf, alberga el legendario Old Course, el venerable Royal & Ancient Golf Club y el excepcional British Golf Museum.
  • Castillo de Floors y Abadía de Dryburgh: Viaja al sur de Edimburgo para expolorar las Tierras Bajas y la famosa Región de Borders. Visita el impresionante castillo de Floors, el mayor castillo deshabitado de Escocia, y explora las ruinas de la abadía de Dryburgh, del siglo XII.

 

Fecha de publicación: 20 de abril de 2016

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow buttonVisita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+