Una de las preocupaciones que los padres tenemos a la hora de realizar un crucero con nuestros hijos, son los medios de los que se disponen a bordo, como son la seguridad, el entorno, las actividades, las cabinas, la restauración, el entretenimiento, viendo que estos se adaptan a sus necesidades para disfrutar al máximo de sus vacaciones…

Cuando vas con hijos pequeños los padres tienen en cuenta si tienen piscinas adecuadas a su edad, si disponen de guarderías para que los padres puedan hacer otras actividades mientras sus hijos están vigilados…. Si son adolescentes les interesa si tienen discotecas, salones de juegos y recreativos, actividades para esa edad..

Normalmente los barcos cubren todas estas necesidades, porque lo habitual es que los pasajeros hagamos los cruceros en familia, con hijos de todas las edades…, pero hay casos en que las personas que elegimos esa opción de viajar tenemos hijos especiales y nos preguntamos si se acuerdan de ellos y si los tienen en cuenta….. Sabemos que son una minoría, pero es una minoría que tiene las mismas ganas de disfrutar y la misma ilusión que los demás. Pero también sabemos que por ser una minoría no cuentan con ellos en muchos ámbitos de la vida y esas barreras y obstáculos, los tenemos que ir eliminando día a día. Esto afortunadamente ocurre cada vez menos.

Evidentemente no todas las personas especiales tienen las mismas dificultades, eso depende del tipo de discapacidad que padezcan. Por lo tanto cada padre piensa en la dificultad personal de su hijo y en las necesidades particulares que tienen cada uno a la hora de viajar.

Tengo un hijo especial y verdaderamente lo es para nosotros, sus padres… Mi hijo tiene una discapacidad psíquica. Es un niño con síndrome de Down. Se llama David y ahora tiene 18 años.

En mi primer crucero, no me llevé a mis hijos, iba con mi marido y a cada instante, (cuando comíamos, íbamos al teatro, nos bañábamos, disfrutábamos de los jacuzzi, paseaba por el barco y veía a los otros niños), pensaba lo bien que se lo estarían pasando mis niños si estuvieran allí y me daba mucha pena el no habérmelos llevado. Pensaba que tanto él como otras personas con dificultades o discapacidades, también podían disfrutar del crucero. No debemos tener miedo a probar nuevas formas de viajar por tener hijos especiales…

Decidí que el siguiente crucero lo haría con ellos, quería que mis hijos disfrutaran la experiencia que yo había tenido en el 2008, así que en el 2009 me los llevé a un crucero por el Mediterráneo. Entonces tenían 14 y 16 años. Fue mi segundo crucero y elegí el mismo barco y el mismo itinerario, porque en mi caso yo no podía bajar a los puertos a hacer las excursiones ya que él se agota mucho cuando camina, además de tener problemas en la cadera. Sólo bajamos en Cannes, ya que disponía de un tren turístico que se cogía nada más bajar del barco.

Durante el tiempo que estuve preparando este crucero pensaba que sería la mejor forma vacacional para mi hijo especial y con mi experiencia personal, sabía las ventajas con las que me encontraría. Se movería en un entorno cerrado más fácil de conocer, lo tendría todo en el mismo lugar, porque aunque son barcos de grandes dimensiones, todo está a mano, el teatro, los restaurantes, las discotecas, la piscina….. David tendría sus referencias para saber dónde se encontraba y donde tendría que ir… También tendría la ventaja de que si después de un gran día de diversión, juegos y emociones, estaba agotado y quería irse a dormir, podría descansar mientras nosotros podíamos seguir divirtiéndonos.

Mientras esperábamos el momento de zarpar en el Norwegian Gem, le contaba a David donde íbamos a pasar las vacaciones y todo lo que allí se iba a encontrar, él estaba encantado con la idea. Por fin llegó el día, iba más ilusionada que cuando realicé mi primer crucero, porque sabía que mis hijos iban a vivir esa experiencia con mucha intensidad… David disfruta todo lo que le gusta con mucha entusiasmo. Era consciente de que el barco le iba a proporcionar muchos momentos divertidos y estaba expectante en ver como se iba a desenvolver.

Nada más entrar en la zona de embarque nos encontramos con una larga cola. No sé si había una entrada específica para personas con discapacidad, quizás la había para personas con limitaciones de movilidad que van en silla de ruedas, pero yo no lo vi. A él, por su problema de cadera le cuesta mucho esperar de pié y lo pasó mal, porque estuvo largo tiempo esperando para entrar.

Una vez en el barco y habiendo subido a nuestro camarote, cogimos una minisuite en el Norwegian Gem, nos sorprendió gratamente. Era un camarote muy espacioso que disponía de un baño a la entrada, armario, una gran cama de matrimonio, después había una gruesa cortina que separaba esta parte, para darle intimidad, de otra que tenía un pequeño escritorio con espejo, frente se encontraba el sofá-cama muy amplio, destinado a ser la cama para los niños. Esa misma noche comprobaríamos que descansarían muy bien los dos. Finalmente el maravilloso balcón…

Después nos fuimos a dar un paseo por el barco para que mis hijos pudieran conocer los lugares que estaban destinados para ellos y por supuesto todo el barco. Estaban maravillados, con los ojos muy abiertos pensando que así no se les escaparía ningún detalle. Pasamos por el rocódromo, la bolera, los juegos recreativos, la enorme pantalla de la Wii, les impactó, el sueño hecho realidad de todo niño…

Cuando habíamos pasado por varios restaurantes David decidió que ya era la hora de comer, estábamos todos hambrientos y optamos por ir al Garden café, el buffet del Norwegian Gem. Como mi marido y yo ya conocíamos el barco teníamos la ventaja de saber que les podría gustar más, así que pensamos que sería acertado empezar su experiencia culinaria en el buffet donde hay tantos tipos de comida para elegir, llenándote la vista con su excelente preparación y sabiendo que para ellos iba a ser muy divertido. Le indiqué donde se cogían los platos, que tenía que esperar su cola para coger los alimentos que hubiera elegido, donde estaba nuestra mesa…. Tengo que decir que tuve mucha suerte porque la gente era muy considerada y respetuosa. Cuando veían a David en la cola, respetaban su turno. No siempre ocurre así, al contrario, hay veces que cuando ven que es un niño especial se aprovechan y se cuelan, y él con su inocencia y su nobleza espera y espera mientras los demás van pasando… Es cuestión de principios, educación y valores personales de cada uno. Estos detalles los tengo muy en cuenta ya que yo como madre, lo cuido y protejo mucho, pero a la vez intento normalizar su vida para que pueda actuar como uno más dentro de sus posibilidades, e intentar que haga todo lo que hacemos nosotros …. Ellos tienen más similitudes que diferencias con los demás y si los enseñamos a valerse por sí mismos la distancia entre ellos y nosotros se estrecha cada vez más…

David llevaba su plato de comida muy despacito e intentaba coordinar que no se le cayera la comida y llegar a la mesa con el plato completo… jajajaj. No siempre podíamos coger una mesa adecuada, a veces la mesa estaba muy retirada del buffet. Además en el buffet normalmente hay muchísima gente comiendo a la vez por lo que era toda una aventura para cualquiera llegar con el plato a la mesa sin perder algo por el camino, pero más para él. Afortunadamente, contaba con la cortesía de los demás pasajeros que se apartaban para dejarlo pasar… Estos son detalles que agradezco enormemente… (Evidentemente yo siempre estoy cerca, exactamente detrás siguiendo todos sus pasos). Me fijé que en el Norwegian Gem hay mesas específicas para personas con sillas de ruedas muy cercanas al buffet, para hacer más fácil su acceso a la comida, Eso me pareció fantástico..

Aunque todos sabemos que los barcos disponen de restaurantes en los que nos sirven en la mesa y él no tendría que enfrentarse a esa dificultad, pienso que no debo limitarlo. Además a él también le gusta participar en todo y sentir que es autónomo pudiendo escoger la comida que más le guste, sirviéndose las veces que quiera y demostrando que lo puede hacer…

Particularmente tengo una ventaja y es que siempre va acompañado de su hermano pequeño que lo ayuda a todo. Si van a la zona de juegos recreativos, lo ayuda a echar la moneda y lo enseña a jugar, si va a la piscina está pendiente de él compartiendo juegos en el agua, si quiere ir a la zona de adolescentes, se lleva a su hermano. Es un gran aliado para él y para mí, es mi pequeño gran hombre con un inmenso y generoso corazón…

David se levantaba y arreglaba por la mañana deseando empezar el día con un buen desayuno que hacíamos en el Garden Café y si habíamos atracado en algún puerto, él se asomaba al balcón llamándome entusiasmado porque habíamos llegado a tierra… Nos liábamos los dos en la colcha admirando embelesados nuestro nuevo destino… La noche anterior con el programa de actividades, que nos dejaban todos los días en el camarote, ya sabíamos las actividades con las que nos divertiríamos al siguiente día. Si coincidían con las nuestras nos íbamos juntos, sino David se iba con su hermano y luego quedábamos en la piscina del barco. Es lo que más le gusta….. En una ocasión en la que se tiraba por el tobogán de la piscina del Norwegian Gem, el socorrista que estaba pendiente de controlar el turno de los niños, le increpó porque se iba a tirar por el tobogán justo después del niño que iba delante de él… (Era bastante improbable que David lo entendiera por diferentes motivos, el primero que no le hablaban en su idioma el segundo porque no entendía los carteles informativos, que indicaban que debía esperar que el niño anterior bajara), pero su madre que tiene los 5 sentidos puesto en él, de un salto de la tumbona ya estaba subida en la escalera para explicarle lo que le decía el socorrista. Primero tenía que enterarme yo y después explicárselo a él jajajaja… Le expliqué que no podía tirarse hasta que el anterior niño no saliera por el final del tobogán, él lo entendió perfectamente y a partir de ahí esperaba el tiempo necesario. Necesitamos que la tripulación que se dedica a los niños hable nuestro idioma, no solo por los niños con dificultades sino por todos los niños en general.

Después de un divertido baño nos íbamos a comer o disfrutábamos de la barbacoa en la piscina. Luego descansábamos algo en el camarote para al instante siguiente continuar con la actividad correspondiente hasta el atardecer, volviendo al camarote para una reparadora ducha, continuando con una divertida sesión de teatro, magia…o la actividad correspondiente a esa tarde. Mientras, decidíamos con ilusión donde iríamos a cenar esa noche, comida mejicana, italiana, japonesa, francesa… (las cenas las hacíamos en los restaurantes). Finalmente, terminábamos el día con una copa en el Spinnaker Lounge, el Bliss, el Magnum´s Champagne u otro maravilloso lugar del Gem..

Su experiencia fue genial, se lo pasó “superbién”, lo que más disfrutó fue la piscina porque le encanta nadar, es un gran nadador, parece un pescadito….Pero también disfrutó del teatro, quedándose embobado viendo las actuaciones. Probó la mayoría de los restaurantes temáticos, francés, italiano, asiático, mexicano…..

Viví esta experiencia con mis emociones a flor de piel, viendo como mi niño estaba abierto a aprender una nueva forma de viajar. Fue una experiencia muy enriquecedora y comprobé que él siempre me enseña a mi más de lo que yo le pueda enseñar a él.

Es por eso que me los vuelvo a llevar de crucero de la mano de NCL con el Norwegian Epic, porque quiero que nos perdamos en el interior de este gran monstruo marino con la enorme ilusión de conocer todas las novedades que este maravilloso barco nos depara y en compañía de mis hijos… Espero este momento con impaciencia… Ya os contaré esta experiencia cuando vuelva…

Finalmente os voy a transmitir un último pensamiento…“Quería decir, para los que no tienen la oportunidad de tener a alguien especial a su lado, que las personas con discapacidad forman parte de nuestra sociedad como los demás y hay que respetarlas, comprenderlas y tratarlas con normalidad, Hay que tener paciencia con ellos y tener en cuenta que son más lentos en su aprendizaje ya que tenemos que enseñarles todas las cosas que otros niños aprenden de forma natural. Deciros que son personas muy valientes porque su vida es la historia de una superación continua, cada instante de sus vida es un reto para ellos en el que intentan acortar sus diferencias con los demás… Solo hay que conocerlos y quererlos…

 

Fecha de publicación: 21 de junio de 2013

 

30 thoughts on “De crucero con mi hijo especial

    • 6 septiembre, 2013 a las 12:48
      Enlace permanente

      Gracias M.LUISA este artículo lo escribi con mis 5 sentidos . Pq mí referencia es el amor de mí vida y mí motor. Un abrazo

      Responder
  • 18 septiembre, 2013 a las 15:07
    Enlace permanente

    Hola prima, me encanta como cuentas tu viajes, que experiencia más bonita viviste con tu niño, como muchas otras me imagino. Que suerte tiene David de teneros como padres ( y ustedes a él ).
    A mi también me gustaría llevar a los míos pero mi marido dice que hasta que ellos puedan pagarnos el crucero a nosotros no los lleva (jajajajja) así que no creo que me los lleve en mucho tiempo. Bueno no me enrollo más. Muchos besitos

    Responder
    • 18 septiembre, 2013 a las 18:01
      Enlace permanente

      Hola guapa!!! que alegría me da al menos leerte por aquí ya que hace tanto tiempo que no nos vemos.
      Con David disfruto mucho en los cruceros viendo lo bien que se lo pasa, es más me da mucha nostalgia irme sin él… Gracias por tus palabras yo también creo que somos muy afortunados de tenerlo y espero que él piense lo mismo de nosotros.
      En cuanto lo que dice tu marido tiene toda la razón, jajajaja. Pero aunque ya sean grandes te aseguro que es una experiencia distinta viajar con ellos…
      Por lo que veo el gusto que tenemos por los cruceros es genético no?? jajaja. Es algo mágico verdad?
      Muchas gracias por tus comentarios, sabes que cuento mis viajes tal y como soy… no hemos cambiado tanto después de todo.
      Muchos besos y espero verte pronto…

      Responder
  • 2 diciembre, 2013 a las 23:19
    Enlace permanente

    Nunca me ha gustado la palabra “discapacitado” y así lo he hecho saber en algunos artículos escritos por mi o en cualquier otra oportunidad, como está, en la que surgiese el asunto. Nunca me ha gustado, digo, porque por general se le aplica al término una connotación negativa, desagradable e , incluso, incómoda para los demás. Sin embargo lo admito como un término más pero nunca dirigido a las personas, o mejor dicho, para ciertas personas. Es así que defendiendo mi idea -si es que necesitase defensa- yo me he auto proclamado muchas veces INCAPACITADO; porque yo también soy incapaz de muchas cosas aunque, estoy seguro que, como en el caso de David, intenté mermar mi incapacidad con esfuerzo, alegría, insistencia y, por que no, con tozudez. ¡Cuantos, supuestamente capacitados, no se aplican estas condiciones! Esa es la señal de su incapacidad.
    ¡Bienvenido a bordo, ciudadano David . Especial para tu mamá pero, sobre todo, especial para todos nosotros a los que, cada día, nos enseñarás algo nuevo.
    Salud, ciudadano.
    PD,- Esta letra me mata…. ¿Es una prueba de fuego, Marian?

    Responder
    • 3 diciembre, 2013 a las 8:05
      Enlace permanente

      Hola José Manuel.
      Antes que nada gracias por leer el artículo y más gracias por exponer tu opinión.
      Verdaderamente discapacitado, es una palabra que no gusta, pero también depende quien la diga y cómo la diga. Por eso me gusta decir que son especiales, aunque evidentemente conllevan una discapacidad que les impide hacer según que cosas, pero ellos que son grandes luchadores, ponen gran empeño en superar. Efectivamente, como bien dices, todos tenemos alguna incapacidad, nadie es perfecto, en algún momento de nuestra vida o en muchas ocasiones a lo largo de nuestra vida.
      Pero siempre se trata de lo mismo, de respeto, si nos respetamos unos a otros independientemente de como seamos, crearíamos un mundo mejor.
      En cuanto a David, es ya un gran crucerista. Le encantan las vacaciones en el mar. No podía ser de otra forma teniendo esta familia marinera a su lado. Después del Gem vino el Epic y el Adventure Ots. Me gustaría llevarlo a todos los cruceros, pero no podría ir de excursión siempre, por eso siempre repito con él, mediterráneo.
      Y dime, que le pasa a la letra??? jajajaja. yo la veo la mar de mona…

      Responder
      • 3 diciembre, 2013 a las 9:43
        Enlace permanente

        La letra: Es original y bonita, no hay duda pero con el mayor de los respetos: ¿te has planteado la dificultad que conlleva al leerla para otras personas?; bueno, sinceramente, incluso para mi….. Pero, esto es sólo una opinión… Salud, ciudadana apasionada…

        Responder
        • 3 diciembre, 2013 a las 9:53
          Enlace permanente

          José Manuel, de nuevo agradecida por tus opiniones, valiosas para mi sin duda, tanto las tuyas como las del resto de las personas que me leen.
          Tienes razón en el tamaño de la letra, ya otra lectora me hizo comentario. Yo se lo dije a mi marido, que es el encargado de todo lo referente a la página, yo escribo los artículos y opino sobre como queda esto o aquello, jajajaj, pero él es el que sabe si estos detalles se pueden arreglar.
          Le comento de nuevo a ver si hay posibilidad de aumentar el tamaño.
          Yo lo veo con gafas, si no, imposible, pero ya no puedo estar sin ellas para la lectura. Ainss la edad…
          Un saludo afectuoso.

          Responder
  • 3 diciembre, 2013 a las 10:34
    Enlace permanente

    como me ha gustado tu articulo Marian.En mi trabajo hay una persona como tu hijo y es una persona supertrabajadora,responsable…hay que conocerlos y tratarlos.Yson muy cariñosos.A mi me dice que soy su mejor amiga!!!

    Responder
    • 5 diciembre, 2013 a las 10:53
      Enlace permanente

      Hola Carmen.
      Me alegra que te haya gustado. Es este artículo quiero exponer la capacidad que tienen para intentar hacerse iguales a los demás y aprender, su afán de superación. Y por supuesto el derecho que tienen a disfrutar de todo lo que la vida nos proporciona.
      Es totalemente cierto que son muy responsables y trabajadores, al menos el mío. Él es muy respetuoso y cariñoso…
      Si tu compañero de trabajo, te dice que eres su mejor amiga dí que lo siente de verdad, saben acercarse a las buenas personas… y tú lo eres.

      Responder
  • 3 diciembre, 2013 a las 15:25
    Enlace permanente

    Me encanta todo lo que escribes y como lo escribes.Desde luego que a mi tambien me has emocionado.Yo que te conozco y conozco afortunadamente a David, se que sois gente estupenda y David es una persona superespecial .Enhorabuena y un abrazo.

    Responder
    • 5 diciembre, 2013 a las 10:58
      Enlace permanente

      Gracias amiga!!!!! Tú me emocionas con tus palabras. Sabes que David os adora… Porque sabe que lo queréis.
      Me halaga que me digas que te gusta como escribo y como lo escribo, tú tienes la ventaja de que como me conoces me imaginas contando la historia moviendo las manos, jajajaja.
      Personas estupendas buscan amigos estupendos, por eso te tenemos a tí…
      Bsss

      Responder
  • 21 septiembre, 2015 a las 13:25
    Enlace permanente

    Marian, me has emocionado con tú relato……… Todos tus relatos son maravillosos, desprenden mucha dulzura y este es maravilloso, al igual que David, que sin conocerlo en persona, gracias a tú relato se ha convertido en SUPER ESPECIAL.
    No puedo expresar todo lo que siento. Solamente puedo decir…….gracias Marian por hacernos partícipes de algo tan bonito.
    Muchos besos para todos.

    Responder
    • 21 septiembre, 2015 a las 14:13
      Enlace permanente

      Hola Clara!!!
      Muchas gracias por tus palabras, creo que las redes a veces hacen magia y conecta a las personas de forma increible, aún sin llegar a conocerse..
      La verdad es que la vida me ha puesto muchas pruebas y quizás por eso me he convertido en la persona que soy, las intento superar como buenamente puedo,
      pero cada una de ellas me enseña y me hace más sensible a todo lo que me rodea…
      Ciertamente soy una persona muy sentimental y emotiva.. y para mí David es un regalo, que ha sacado de todos los que lo rodeamos, lo mejor de nosotros.
      Gracias por tus bonitas palabras y por seguirme siempre..
      Marian..

      Responder
  • 21 septiembre, 2015 a las 14:22
    Enlace permanente

    Angelines!! Eres maravillosa, y como de tal palo tal astilla, tus hijos en especial David, tb lo son.
    Me ha encantado observar el amor de una madre tan buena dulce noble luchadora y constante en esas palabras tan emotivas q has escrito acerca de tus apasionantes viajes en crucero con tu hijo David. Ese hijo q he tenido la gran suerte de conocer, Eres el ejemplo de una verdadera madre coraje. Una mujer coraje para todo, y una excelente amiga.
    El día q pueda hacer un crucero contigo será sin duda de lo más divertido e inolvidable en experiencias turísticas jamás vividas y si va David lo mejor de lo mejor.
    Me ha encantado tu escrito…no sólo porque veo lo feliz q es David en los viajes a tu lado sino sobre todo poeque desprendes armonia, eres luz, eres nobleza y una madraza muy muy pero q muy destacable.
    Te queremos,! Familia Prieto Perez ( hija de Carmen y Paco)

    Responder
    • 21 septiembre, 2015 a las 16:27
      Enlace permanente

      Hola Cristina!!!!
      Me has dejado sin palabras, a parte de emocionarme. Para mí tienen un especial significado viniendo de tí, que eres una mujer muy inteligente sensible, generosa, amigos de tus amigos y una maravillosa madre.. Y te digo lo mismo, que tú, no podrías ser de otra manera teniendo los genes que tienes, esos padres maravillosos!Por los que David tiene pasión.
      No sabes la ilusión que me haría que estrenaras tu primer crucero con nosotros y que vinieran tus padres también… Yo te comentaré los próximos que vea interesantes y a ver si hacemos tu sueño realidad…
      David, Paco y yo, también os queremos, no podría ser de otra manera…
      Te envío una abrazo desde aquí, pero ya te lo daré en persona, en modo de achuchón..!!!

      Responder
  • 21 septiembre, 2015 a las 15:06
    Enlace permanente

    Hola Marian !
    He leido tu articulo y me a gustado muchísimo , te entiendo perfectamente , mi sobrino también es un niño especial , y es un encantó , cariñoso respetuoso con muchas ganas de aprender las cosas ,y sobre todo la nobleza que tienen !! .Me tiene el corazón robado..

    Un abrazo ….

    Responder
    • 21 septiembre, 2015 a las 15:53
      Enlace permanente

      Hola Montse,
      Ante todo muchas gracias. Sé que todas las personas que tienen alguna relacción con ellos, termina enamorandose de su ternura y su generosidad.
      Eres una persona con suerte si tienes a alguien especial a tú lado.
      Disfrútalo.
      Un abrazo enorme…

      Responder
  • 22 septiembre, 2015 a las 7:57
    Enlace permanente

    Solo puedo decir…que estoy emocionada. Me has transmitido lo que sientes. Un beso muy gordo para ti y uno aún más gordo para David

    Responder
    • 22 septiembre, 2015 a las 8:26
      Enlace permanente

      Hola Maria José.
      Muchas Gracias por tus palabaras, tengo la fortuna de tener entre mis lectores personas tremendamente sensibles…
      Gracias por tus muestras de cariño, se las transmitiré a mi niñi..
      Un abrazo para tí.
      Marian.

      Responder
  • 22 septiembre, 2015 a las 11:02
    Enlace permanente

    Bien dicho y bien de compartirlo. Espero que se entiende mejor los desafios en la vida de los menos validos o menos capacitados.
    Paul

    Responder
    • 22 septiembre, 2015 a las 11:47
      Enlace permanente

      Hola Paul.
      Me alegro que compartas tus pensamientos sobre el artículo que escribí de mi experiencia personal con mi hijo. Pero que aborda un tema general para todos los discpacitados, o menos capacitados como tú muy bien has definido, y de esta forma animar a que formen parte en todos los ámbitos que nos ofrece la vida…
      Afortunadamente cada vez somos más los familiares que perdemos el miedo e intentamos normalizar sus vidas, siempre, por supuesto, con sus limitaciones.
      Muchas gracias por tus palabras, me alegra saber de ti…
      Un saludo.
      Marian.

      Responder
  • 22 septiembre, 2015 a las 12:52
    Enlace permanente

    La piel de gallina de verdad, me has emocionado! Eres una gran madre!

    Responder
    • 22 septiembre, 2015 a las 14:00
      Enlace permanente

      Hola Asier.
      Muchas gracias, pero él es mejor hijo…
      un beso.

      Responder
  • 22 septiembre, 2015 a las 20:50
    Enlace permanente

    Yo como yaya de un nieto tan especial como tu hijo pero con otro síndrome ASPERGER te doy las gracias por tu emocionante carta Somos unas grandes familias k tenemos unos niños maravillosos. Un abrazo.

    Responder
    • 23 septiembre, 2015 a las 16:12
      Enlace permanente

      Hola Maite.
      De nada Maite, todas las familias que tenemos niños especiales, los adoramos, así que muy agradecida por tu lectura y encantada de que te haya gustado.
      Tenemos efectivamente niños maravillosos que llena nuetros días.
      Un saludo.

      Responder
  • 24 septiembre, 2015 a las 11:06
    Enlace permanente

    Hola soy Esther y hoy he visto tu articulo de las vacaciones con un hijo ESPECIAL y asi es como es mi hija Bárbara, tiene PARALISIS CEREBRAL y va en silla de ruedas, con ella como siempre, (nuestra familia somos tres) hicimos en el año 2007 un crucero por el mediterráneo, para celebrar nuestras bodas de plata, tengo que decirte que tan solo los accesos estaban adaptados para una silla, eso ya lo sabíamos, pero ni piscina, ni jacuzzis, ni tan siquiera las excursiones ya que las muy limitadas, por eso ahora nos apetecerla hacer otro pero nos tira para arras el problema de nuestra hija, pero claro tenemos otras alternativas que son las que usamos cada año en periodo de vacaciones. Me ha parecido precioso tal como has descrito el disfrute de tu hijo David en el crucero, espero que siempre sea asi, vivimos la vida que nos ha tocado lo mejor que podemos, por ellos y por nosotros.
    ESTHER PINA
    ,

    Responder
    • 29 septiembre, 2015 a las 18:00
      Enlace permanente

      Hola Estehr Pina.
      Verdaderamente es una lástima que no puedan embarcar algunas personas porque nos subsanan los problemas para adaptar todas las instalaciones del barco
      a personas discapacitadas.
      Pero sí te digo que hay navieras que sí cubren estas necesidades, pregunta en tu agencia que ellos te digan cual. Es una pena que dejes de ir de crucero por estos motivos. Desde aquí hacemos un llamamiento a las navieras para que adapten los accesos, las piscinas y todo lo que haga falta, para que las personas discapacitadas puedan disfrutar de los cruceros.
      Gracias por leer mi artículo, y como dices, vivimos la vida que nos tocó, pero aún así hay que luchar para que ellos disfruten de esa vida plenamente.
      Un abrazo.

      Responder
  • 23 septiembre, 2016 a las 18:06
    Enlace permanente

    Hola marian, te felicito lo bien que trasmites los sentimientos y a su vez fortaleza a tu hijo que es lo mas importante! Me parece genial y bien se siente seguro y tu mejor! Hasta en los cruceros la terapia. Ha sido. Perfecta!! Un besote! Animos y tambien para tu hijo

    Responder
    • 25 septiembre, 2016 a las 12:24
      Enlace permanente

      Hola María .
      Muchas graciad por todas tus palabras de aliento. Tenemos que disfrutar todos por igual y hacer que las personas especiales de nuestra vida sean uno más ne l mundo que nos tocó vivir…
      Y sí, los cruceros son una buenísima terapia.
      Un abrazo.
      Marian.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow buttonVisita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+Visita nuestra página de Google+